lunes, 1 de septiembre de 2008

PELÍCULAS DE CULTO: REQUIEM POR UN SUEÑO

Réquiem por un sueño(2000), el segundo film de Darren Aronofsky, narra las historias de Sara Goldfarb (Ellen Burstyn) una mujer mayor, solitaria y viuda y la de Harry (Jared Leto), su adicto y oportunista hijo. Sara repentinamente es nominada para concursar en un programa de televisión. Ilusionada ante la posibilidad de convertirse en "alguien" por aparecer en la TV, decide hacer dieta estricta. Esa es la única alternativa si quiere asistir al programa con su viejo y entrañable vestido rojo, ya que su peso desborda las medidas del vestido
Mientras tanto, Harry y su novia Marion (Jennifer Connelly) comienzan una relación fundamentada en el amor, las drogas y un proyecto de vida alejado de la playas semi abandonadas y pobres de Coney Island.
Para acelerar los procesos de "incremento" de capital, Harry y su amigo Tyronne C. Love (Marlon Wayans) se convierten en pequeños camellos de drogas duras. El problema es que el producto aparte de venderlo, lo consumen. A partir de ese momento la vida de todos tomara un rumbo en descenso hacia el infierno.
Darren Aronofsky(uno de los mejores directores del momento), logra introducirnos en esta historia, gracias a su peculiar estilo como director. Con un ritmo frenético(sobretodo, en los momentos donde los protagonistas se drogan, dando una sensación de alucinación al público), su manera de filmar, los planos, y muchas imágenes violentas que no hacen mas que decirnos que este mundo es así, tal y como lo vemos en este film. Creo que es un acierto que Aronofsky filme estas escenas de esta forma, sin endulzar las imagenes, puestoque logra una realidad monstruosa, pero realidad al fin de cuentas.

La aportación de los actores es increible. Le dan a la historia una credibilidad, que por momentos asusta. Destacaría el trabajo de Ellen Burstyn y Jennifer Connely. La primera en un papel que le valió una nominación a los Oscars, interpretando a esa ama de casa solitaria y sin ilusión ninguna que entra en un estado de paranoia debido a su peso. Una interpretación impresionante, lo mejor de la película. La segunda en cambio, nos ofrece una mirada muy profunda del daño que han hecho y harán las drogas, con su interpretación de esa chica adicta a todo material, que hace de todo por conseguir un poco de sustancia prohibida.
Lo dicho una película muy dura, que se deja de concesiones y va de cara hacia ese gran problema que son las drogas(en ese saco hay que meter también el alcohol y las pastillas) y sus consecuencias. Peliculón, no os lo podeis perder, ni le falta ni le sobra ningun segundo a esta obra de arte.



1 comentario:

Txubel dijo...

La baje en su día, pero no la he visto. Parece interesante, a ver si la veo.

Saludos.