martes, 4 de noviembre de 2008

Jean-Pierre Melville

Jean Pierre Grumbach conocido como Jean-Pierre Melville,[1] (París; 20 de octubre de 1917 - ídem; 2 de agosto de 1973), director de cine francés, precursor de la nouvelle vague y considerado un exponente clarísimo del cine polar (cine negro) francés. Sus películas sobre todo las de la década de los 60 acusan una exaltación total de la amistad entre hombres, muchas de estas películas basadas en historias de gangsters y de personajes que han vivido la Segunda Guerra Mundial, durante la Francia ocupada por el ejército nazi, ya que él mismo fue protagonista activo de la contienda..
LITERATURA Y HUMANIDAD
Melville concibió gran parte de sus filmes a partir de obras literarias, que supo transformar para darles una entidad individualizada. Su cine es una obra de hombres que dudan, sueñan, actúan y conviven cada día con sus miedos y esperanzas. No contemplamos la insólita grandiosidad épica que tantos asocian con la palabra celuloide. Su épica es la de una cotidianidad concreta que, enmascarada por las vestimentas, es la de todos nosotros.
Jean-Pierre Melville siempre ha sido considerado, el director más americano de los franceses, el más francés de los americanos... Se le tachó de americano por la realiazción de películas como [[Deux hommes dans Manhattan]] (1958) - anteriormente citada- Le Doulos (1962) ó Le deuxieme soufflé (1966), películas con historias sobre robos, crímenes y gangsters, tan típicas del cine americano de los años 30, que tanto influyó en el director galo. Un claro ejemplo de éste acontecimiento se da en su película más conocida El silencio de un hombre (Le samourai, 1967), en la que el protagonista (Alain Deloin) interpreta a un asesino de nombre Jeff Cstello, un nombre impensable para el escenario parisino donde sucede el film. Otros le tachaban de "francofrançais", más francés que los franceses, por obras como "Les enfants terribles" - anteriormente citada - (1950), "Leon Morin Prête" (1961) ó "L’armée des ombres" (1969). La primera, es una adaptación de una obra de Jean Cocteau y las dos últimas películas sobre la resistencia durante la ocupación alemana entre 1940 y 1944. La conclusión es, como muy bien argumentó el mismo Melville, que su cine no podía integrarse dentro del tan cacareado cine nacional. Sus temáticas eran las del hombre para el hombre y tenían, y tienen, una vigencia universal.
La admiración de sus compañeros de profesión les llevó a darle papeles dentro de sus obras. Este es el caso de Jean Luc Godard en "À bout de soufflé" y Claude Chabrol en "Landru" Además siempre ha quedado clara su influencia en directores posteriores a su muerte como John Woo, Ringo Lam y Quentin Tarantino.
Realmente es el gran olvidado de la historia del cine francés en particular y de la historia de cine en general, de una manera más o menos injusta, ya que siempre está presente en la mente de los cinéfilos mediante ciclos e incluso ediciones impresas en revistas o libros, apesar de que nunca se le haya considerado de una forma total y plena como se merece
Filmografía

1972 : Crónica Negra (Un flic)
1970 : Círculo rojo (Le Cercle rouge)
1969 : El ejército de las sombras (L’Armée des ombres)
1967 : El silencio de un hombre (Le Samouraï)
1966 : Hasta el último aliento (Le Deuxième souffle)
1963 : El guardaespaldas (L’Aîné des Ferchaux)
1962 : El confidente (Le Doulos)
1961 : Léon Morin, prêtre
1959 : Dos hombres de Manhattan (Deux hommes dans Manhattan)
1955 : Bob, le flambeur
1953 : Quand tu liras cette lettre
1950 : Los niños terribles (Les Enfants terribles)
1949 : El silencio del mar (Le Silence de la Mer)
1945 : Vingt-quatre heures de la vie d'un clown
(Datos extraidos de wikipedia.org). Mas información aquí

Es un director que me gusta mucho, todavia me faltan algunas para ver, pero yo recomendaría Círculo rojo, El silencio de un hombre y El ejército de las sombras.

Un saludo.

1 comentario:

josu dijo...

Uno de los grandes si señor, aunque te has pasado de brasas(luego dizen de mí).