jueves, 15 de enero de 2009

PELÍCULAS DE CULTO: EL MAQUINISTA DE LA GENERAL

Johnny Gray (Buster Keaton) es maquinista en un estado del Sur y tiene dos grandes amores: una chica (Anabelle Lee) y una locomotora (La General). Al estallar la guerra de secesión, Johnny trata de alistarse, pero el ejército considera que será más útil trabajando en la retaguardia. Sin embargo, Anabelle cree que no va a luchar porque es un cobarde y, por ello, decide rechazarlo. El maquinista sólo podrá demostrar su auténtico valor cuando un comando nordista infiltrado tras las líneas confederadas le robe "La General" y rapte a Anabelle. Johnny no dudará un segundo en subirse a otra locomotora y perseguir a los yanquis para recuperar a sus dos amadas.
El Maquinista de la General (1927), es una de las películas más grandes de la historia. Dirigido y protagonizado por Buster Keaton, un humorista que se caracterizaba por expresar muy poco con su cara, por no decir nada; no en vano le llamaban "cara de palo". El tiempo le ha dado la razón, poniendole en el sitio donde se merece, al lado de otro grande de la época, Charles Chaplin, aunque muchos criticos digan que fué superior a nuestro vagabundo favorito.

Esta joya del cine mudo, logra emocionarnos, divertirnos y sorprendernos, durante sus 76 minutos. El argumento es fabuloso, y la interpretación de Buster Keaton es magnifica. Negandose a tener dobles en las escenas arriesgadas(que hay muchas en esta película), el se encarga de todo, demostrando una habilidad y salud fuera de lo normal. El protagonista se esta jugando el pellejo en practicamente toda la película, dandole más realismo a la misma. Nos reimos con el personaje, nos identificamos con el, y tras esta aventura con su locomotora, quizá nos habla de lo más importante; la fuerza del amor y lo que estamos dispuestos a arriesgarnos por ello.



1 comentario:

Txubel dijo...

No la he visto, habrá que verla.