miércoles, 11 de febrero de 2009

PELÍCULAS DE CULTO: CON FALDAS Y A LO LOCO

Joe y Jerry son dos músicos del montón que se ven obligados a huir después de ser testigos de un ajuste de cuentas en tiempos de la ley seca. Ya que no encuentran trabajo, deciden vestirse de mujeres para tocar en una orquesta. Joe pronto asumirá un doble rol, ya que finge ser un magnate impotente para conquistar a Sugar Kane, mientras que Jerry es perseguido por un millonario que quiere casarse con él creyéndose que es, en realidad, una mujer.

Con Faldas y a Lo Loco (1959), es simplemente, la mejor comedia de la historia. Con un perfecto guión, en el que no sobra nada, y la dirección del genial Billy Wilder, la película nos cuenta la visión del hombre desde el punto de vista femenino, todo ello con el cinismo habitual de Wilder. Con la excusa gansteril del inicio, somos testigos de una película trepidante, llena de escenas memorables y unas interpretaciones prodigiosas. Desde el inicio al final no podemos dejar de sonreir. Además creo que con los años la película todavía no ha perdido la fuerza que poseía. Además Wilder tiene la habilidad de hablar de temas tán difíciles en esos tiempos como el travestismo, la ley seca, relacion hombre-mujer......utilizando todo tipo de disparatadas situaciones.

Los principales actores son Marilyn Monroe, Tony Curtis y Jack Lemmon. Este último es lo mejor de la película; con una interpretación fresca, divertida y a la vez arriesgada. Aunque destacados son también los roles secundarios de George Raft (como ganster) o Joe E. Brown (como millonario simpatico).
Precisamente Joe E. Brown y Jack Lemmon son los protagonistas de una de las mejores escenas finales jamas vistas. Toda una declaración de intenciones y un llamamiento a la libertad sexual. Lo dicho, una película de culto, una más del genio Billy Wilder.

1 comentario:

Txubel dijo...

Un peliculón, pero discrepo con lo de que es la mejor comedia de la historia. Por ejemplo prefiero En bandeja de plata o El apartamento del mismo director.

Saludos.