domingo, 19 de abril de 2009

LA LOLA SE QUEDÓ SORDA

Ayer fuimos testigos de otro evento que quedará siempre en nuestra memoria. El show de los americanos Baroness, uno de los grupos con mejor directo en el panorama actual.
Pese que estaba anunciado que empezarían a las 20 horas, llegamos a las 21 y acababan de abrir las puertas. Cogimos las entradas y entramos a la sala (el balcón de la lola). Fuimos los primeros en entrar. Nos dirigimos al merchandising (puesto que Baroness siempre tiene material muy interesante). Camisetas, vinilos, pegatinas, cds,....había de todo. El diseño es cosa del lider del grupo, John Baizley, un autentico personaje.
Al poco de entrar, el grupo telonero, Antigua & Barbuda, ya estaban sobre las tablas preparándose para tocar. Mientras poco a poco llegaba más y más gente. Cuando sonó la primera canción, El balcón de la Lola estaba hasta los topes. Los navarros Antigua & Barbuda realizan una música con diversas influencias. Esta formado por 4 integrantes y aunque musicalmente suenen muy bien, la voz no me convence, quizá muy influenciada por Cedric Bixler (Mars Volta). Pese a todo, fue un concierto intenso y durante una hora se llevaron bastantes aplausos.

Antes de que empezaran Baroness, saqueamos el merchandising, y fuimos rápidamente a la primera fila. Mientras todo el mundo se dirigía a la barra, nosotros nos situamos en el mejor sitio posible, a un metro de la banda. Los integrantes de Savannah, preparaban los instrumentos. Cada uno se colocó en su puesto y empezó el espectáculo.
Una hora. Ese fue el tiempo de duración del concierto, pero vaya hora!!!! No pararon ni un segundo y realizaron un desgaste digno de admirar. El volumen estaba altísimo y quizá el micro de John Baizley no se oía lo suficiente bien.
Pero no importa cuando suenan temazos tan grandes como "Rays on Pinion", "The Birthing", el himno "Wanderlust" o ese temón instrumental tan espectacular como es "Grad". Baizley no paraba quieto y demostró sus grandes cualidades con las 6 cuerdas. Haciendo todo tipo de gestos, sus gritos todavía resuenan en nuestras cabezas. Mención especial para esa maquina que es Allen Blickle con las baquetas. Hizo una autentica exibición.
Pararon de tocar y fue entonces cuando Baizley dijo sus primeras palabras, que fueron de agradecimiento por el comportamiento de la gente. Como regalo nos obsequiaron con un tema nuevo, que hace que pensemos que un nuevo disco esta al caer.
Al salir del recinto, nos dimos cuenta del volumen que sufrieron nuestros oídos, mayormente por ese pitido que hoy todavía tengo. Pero fue de gran ayuda cuando después sonaban cosas como Bisbal en los bares de Bilbo.
Lo dicho, espectacular.

P.D: Voy a pasar los 2 discos al Dropbox para que veáis lo que os perdisteis

3 comentarios:

tellychavalas dijo...

Ta nik tipo hauek pendiente dauzkat, rays on pinion latza bakarrik ezagutzen det... "Third" jaitsi beharko det, ona kronika!

josu dijo...

hi!! red album diskoa jeitsi, kriston cda da eta.

BOTU dijo...

Kontzertua enuen ikusi baina, hondoren egindako juergaz elegante gogoratzen nahiz, neskatxa oso oso elegateak dabiltza gure bizkaiko kapitalean.
Errepikatzeko modukoa ezta josu?