viernes, 17 de abril de 2009

VIAJE A OTRO MUNDO


Ayer teníamos una cita con la música. Tocaba sesión de post-rock, directamente desde Bilbo. Se supone que empezaba a las 20:00, pero como ocurre casi siempre los conciertos se hicieron esperar. Estaba toda la gente fuera del bar, esperando que abrieran las puertas. Despues de conversar un rato, se abrieron las puertas y recogimos las entradas, la verdad que me lleve una alegría cuando vi el diseño, bastante bonita para lo que se ve ultimamente.
El Balcón de la Lola, es un bar bastante pequeño, más de lo que pensabamos, y al parecer se trata de un bar de ambiente (un bar gay, vamos). Después de acomodarnos y tomarnos una cerveza (4 euros, vaya robo!!), el primer grupo, Barents, hizo acto de presencia.
Este grupo bilbaino sorprendió gratamente con sus diversas influencias, pero básicamente bebe del post rock, incluso llegante a ser muy heavyes en varias canciones. Un buen inicio que auguraba una noche musical inolvidable. Con un final apoteósico, se llevaron una grán ovación, y la demostración que estamos ante un grán grupo con mucho porvenir.

Mientras esperabamos a This Will Destroy You, nos acercamos al merchandising, y nos dimos cuenta que solo tenían nikis y un vinilo, al parecer se les han agotado los discos en mitad de la gira.
El grupo de Texas salió a escena y empezó el viaje sonoro. Su inicio con los himnos "A three legged workhorse" y "threads" fué inmejorable, pese que al principio tuvieran algun problemilla con el sonido. Con estos dos temas se ganaron al público, y nos hicieron disfrutar durante algo más de una hora. No es mucho tiempo, pero la intensidad con la que tocaron hizo que fuera verdaderamente increible. " Gradfather Clock" nos hizo volver de nuestro sueño, para machacarnos y levantar los aplausos con "The World is Our", con el cuarteto todo motivado. La piel de gallina, que variedad de sensaciones!!!
Los miembros del grupo no eran muy comunicativos, pero no hace falta cuando el que habla es su sonido tan bello. Salieron del escenario entre aplausos y admiración.
El público pedía otra más, con lo que volvieron a aparecer para tocar un temón más y dar por finalizada la sesión de musica instrumental del que fuimos testigos. Ayer volví a darme cuenta de que el post-rock llega a motivar tanto como el heavy, rock o harcore, solo hay que dejarse llevar por los sentimientos.
Después nos dirigimos hacia el Antzoki y el Azkena y tuvimos mucha suerte con la música que pincharon, todo temazos añejos. La noche se hizo muy amena, y eso que estuvimos solo en dos bares.
Desde Bilbo, Josu. Enviado especial conciertos.

1 comentario:

Lasa dijo...

Kronika ona, gau hobeagoarentzat.

Egia esan antzeko gauzak idatzi ditut, zurea irakurri gabe. Estamos en la misma onda Josukluni

Ea nirea gustuko duzun