viernes, 29 de mayo de 2009

PELÍCULAS DE CULTO: M, EL VAMPIRO DE DUSSELDORF

En la ciudad alemana de Dusseldorf, un maniaco asesino de niñas causa miedo en la población, creando una paranoia colectiva que va creciendo.
Todos los sectores de la sociedad se movilizarán en la búsqueda del peligroso psicópata, sobre todo la sociedad del hampa.
M, el Vampiro de Dusseldorf (1931), fue dirigido por el gran Fritz Lang. Un clásico que ha sido referencia para posteriores cineastas. Lang se ganó por derecho propio figurar entre los directores mas increíbles de la historia. M, el Vampiro de Dusseldorf es la prueba de ello, donde nos hace recapacitar en la búsqueda de justicia.
Un magistral Peter Lorre silbando una conocida melodía, es el protagonista de este gran film, sorprendentemente actual, en el cual se analiza desde la perspectiva de un juicio que dirigen los delincuentes, asuntos como el sentido de la ley y la justicia, la posición que ocupa el Estado en la comunidad o la utilidad del derecho.
Lang, describe a un colectivo enfadado, que no logra comprender como hasta el delincuente mas asqueroso, merece un juicio justo y una defensa adecuada, y que el Estado jamás puede situarse en la misma posición que una mente criminal.
Una Película Magnifica, de lo mejor que he podido ver.

1 comentario:

Txubel dijo...

A mi tambien me gusta mucho.
Saludos