martes, 9 de junio de 2009

PELÍCULAS DE CULTO: EL SÉPTIMO SELLO

Suecia, siglo XIV. La peste negra asola Europa. El caballero sueco Antonius Blovk (un magnifico Max Von Sydow) y su leal escudero, regresan a su país tras diez años de inútiles combates en las cruzadas por Tierra Santa.
Vuelve como un hombre atormentado y lleno de dudas, y la Muerte se presenta reclamándolo. Con la esperanza de obtener algunos conocimientos antes de morir, el caballero reta a la Muerte a una partida de ajedrez.
El hombre busca respuestas a las preguntas clave de la vida, la muerte y la existencia de Dios durante la partida de ajedrez.

El Séptimo Sello (1957), es una de las mejores películas de Ingmar Bergman. Ganadora del Premio Especial del Jurado en Cannes, se situó como uno de los grandes maestros europeos de la historia.
Bergman utiliza la época oscura de la Edad Media, con sus miedos y supersticiones, para contarnos esta historia sobre la redención, el amor, la amistad, el placer, el dolor, la vida y la muerte.
Destaca la forma en la que Bergman nos habla del final de nuestros días, un momento de reflexión y análisis frente a lo hecho y no hecho, y que al final mas vale olvidar, puesto que es lo único seguro que tenemos. A todos nos tocará morir.
A parte de la gran escena de la partida de ajedrez, destacaría el final del film (con baile incluido). Gran película, donde todos los actores dejan huella.
De obligado visionado

1 comentario:

Txubel dijo...

Me gusto mucho.