martes, 24 de noviembre de 2009

PELICULAS DE CULTO: UNA HISTORIA VERDADERA

Alvin Straight (Richard Farnsworth) tiene 73 años, es viudo, vive en Iowa (como los Slipknot) con su hija discapacitada (Sissy Spacek), padece un enfisema, tiene problemas de visión y de cadera y acaba de sufrir un brusco desfallecimiento.

El médico le recrimina su mala alimentación y lo poco que cuida su salud. Cuando aún está convaleciente y necesita dos muletas para cualquier desplazamiento, recibe una llamada que alerta del grave estado de salud de Lyle (Harry Dean Stanton), su hermano mayor, con quien no se habla desde hace diez años.

Al conocer la noticia, Alvin decide emprender un viaje en solitario hasta Wisconsin, donde vive Lyle, con el único medio de transporte que tiene a su alcance: una segadora.
Una Historia Verdadera (1999), esta dirigida por el gran David Lynch, famoso por sus excentricidades cinéfilas, deja de lado sus complejas e originales historias y logra una obra emotiva basándose en la sencillez. Una deliciosa road-movie con Richard Farnsworth como protagonista total (su papel es grandioso, con nominación al Oscar incluida). Ese viaje servirá de redención para nuestro protagonista.

Con ritmo pausado, hermosos campos de maíz como paisaje, la música de Angelo Badalanenti, la película fluye lentamente mientras Lynch nos ofrece todo un canto a la vida.

Film bello hasta decir basta.

1 comentario:

Txubel dijo...

Grande, me gusto mucho. No puedo decir lo mismo de sus (David Lynch)otras pelis.
Miento El hombre elefante tambien me gusto.

Saludos.