miércoles, 21 de abril de 2010

PELICULAS DE CULTO: EL BUENO, EL FEO Y EL MALO

Durante la Guerra de Secesión, tres cazadores de recompensas se lanzan a la búsqueda de un tesoro que ninguno de los tres truhanes puede localizar sin la ayuda de los otros dos. Tuco (Eli Wallach) sabe que el tesoro se encuentra en un cementerio, mientras que Joe (Clint Eastwood) conoce el nombre inscrito en la tumba que lo esconde. Mientras tanto, Sentenza (Lee Van Cleef) no duda en matar a mujeres y niños para conseguir su meta.

El bueno, el feo y el malo (1966), fue dirigido por Sergio Leone, un maestro que dio un lavado de cara al western. Su manera de filmar (esos primeros planos de los protagonistas no tienen precio), unido a su gran utilización del silencio en la trama, y su magnifico guión, narrado con maestría, hacen de esta película una obra de referencia. La banda sonora de su amigo de la infancia Ennio Morricone, tiene muchísimo que ver (como en toda su filmografía), sobretodo en el tema central del film, todo un himno.

No nos podemos olvidar de los actores. Los tres protagonistas están perfectos en sus papeles de hombres sin escrúpulos, con una única obsesión: el dinero. Gracias a la trilogía del dolar que filmó Leone, tuvimos el lujazo de descubrir a todo un mito como Clint Eastwood.

Peliculón, que ha ganado con el tiempo.