miércoles, 28 de julio de 2010

AXE TO FALL EUROPEAN TOUR. TOMA TRALLA!!!!!

Ayer cuatro melómanos nos dirigimos hasta Burdeos, para degustar de un bolo altamente recomendable. 4 grupos, cada cual mejor, se daban cita en un evento que difícilmente olvidaremos, a no ser que tengamos alzheimer.

Los conciertos eran en BT59, una muy bonita sala dentro de un polígono. En dicha sala, no se podía fumar, para ello tenían instalado una especie de patio donde la gente le daba al vicio al mismo tiempo que bebía y charlaba de música. Llegamos hacia las 21:15, y todavía no había empezado ningún grupo. Al poco, Kvelertak entraban en acción.

Estos Noruegos se han convertido en una revelación en el mundillo metalero, en parte a su disco (el cual lo han grabado en los estudios de Kurt Ballou, y el diseño del disco obra de John Baizley), y su entrega en directo. Los han etiquetado como los Turbonegro que hacen death metal. La verdad que el grupo lo dió todo. El sexteto actuó muy motivado, pero el vocalista no tuvo su mejor día lastrando un show que podría haber sido épico. Una pena, porque temones les sobran.

Comentar que la sala estaba a reventar. Para ser un Martes todo un logro. El segundo grupo en entrar a batalla fueron el trio "yanki" Gaza. Creo que han tenido algún cambio de formación, puesto que me sonaba que antes tenían un cantante solista. Pero en el día de ayer el bajista se encargó de los gritos. Estuvieron bien, muy comunicativos con el público. Su mezcla de sludge, hardcore extremo o doom se metió hasta lo mas profundo de nuestras mentes. Ovación al finalizar el show, aunque el sonido que tuvieron no me pareció el mejor.

Todo cambió con los terceros. Kylesa si sonaron mejor. Con sus dos baterías aporreando sin cesar el grupo de la carismática Laura Pleasant dió muy buena imagen. Desde la inicial "Hollow Severer", nos obsequiaron trallazos de buen sludge. Su último disco, "Static Tensions" ha recibido el reconocimiento que merecían. Las voces y gritos de Laura y Phillip, unidos a sus guitarrazos casi nos dejaron sin respiración. Su siguiente disco, les podría colocar en la liga de los grandes grupos metal, no será porque no se lo merecen. Grande Laura!!

Y la traca final!! CONVERGE!!! Cogimos un buen sitio, mientras el cuarteto preparaba sus instrumentos. El cantante Jacob Bannon se preparaba haciendo todo tipo de ejercicios y gestos, mientras recorría de un lado a otro el escenario. A los parches el monstruo Ben Koller. Al bajo el carismático Nate Newton. Y con las seis cuerdas el genio a la sombra, Kurt Ballou.

Converge son mala ostia, rapidez, calidad musical y virtuosismo. El nervio y energía de Bannon contagió al personal, que andaban como en una guerra en las primeras filas. Temas de Axe to Fall o Jane Doe fueron las que mas me motivaron. Durante 75 minutos mas o menos, lo dieron todo, con una humildad que asombra (tratándose de la leyenda que son como grupo). Bannon muy comunicativo en todo momento, agradeció constantemente la entrega del público. Acojonante la demostración de Koller en la batería con sus cambios de ritmo frenéticos. La rapidez de Ballou a las guitarras también me asombró. Converge son desde hace tiempo una maquina muy bien engrasada.

Después de hacernos mover a base de bien, con sus himnos hardcore, el concierto se acabó, mientras el cuarteto se quedaba un buen rato agradeciendo y saludando a sus fans. Merchandising y a casa. Había un largo viaje, y el siguiente día sería muy duro, doy fe de que he sufrido trabajando, pero los conciertos de ayer merecieron la pena.


P.D: Los que vayais al Resurrection, estaros tranquilos. Converge y Kylesa la van a liar gorda.

No hay comentarios: