jueves, 26 de agosto de 2010

PELICULAS DE CULTO: FITZCARRALDO

Fitzcarraldo es la historia de un hombre enamorado de la ópera y la cultura que decidió llevar el arte a un lejano pueblo de la selva peruana. Una aventura muy costosa que le obligaría a explotar el caucho de una recóndita zona de la jungla, algo imposible sin un barco. El gran problema: ¿cómo trasladar un barco a través de las montañas? Aquí es donde una vez más, la ilusión y el genio humanos parecen ser la única esperanza.

Fitzcarraldo (1982) esta dirigido por Werner Herzog, uno de los directores alemanes mas grandes que ha dado el cine, todavía en activo, Herzog tiene una de las filmografías mas arriesgadas que existe. En Fitzcarraldo, su obra maestra, son conocidos los grandes problemas que tuvo para rodar, en parte por sus problemas personales con Klaus Kinski, hasta el punto que el actor le amenazó de muerte. Si a eso añadimos el dificil rodaje, por lo peligroso y dificultoso, y que varias personas murieron en complicadas tomas, se convirtió en una autentica aventura la historia detrás de esta magnifica película, que tanto rechazo creo en los productores.

El film tiene diversas lecturas. Nos habla de los sueños. También nos habla de la ambición y las aspiraciones. También tenemos un claro ejemplo de obsesión. Y de no rendirnos ante las adversidades que tengamos en esta vida.

La grabación de este clásico fue una locura, en parte por las difíciles escenas que quiso crear Herzog, que como nuestro protagonista, no cesaba en su empeño ante sus sueños. Fitzcarraldo es una hazaña cinematográfica y de ingeniería increíble; hizo falta una enorme cantidad de extras para transportar un barco de vapor de 320 toneladas por una montaña de una zona remota de la jungla peruana. la controversia que suscitó la producción de la cinta esta recogida en el documental de Les Blank, de 1982, "Burden of Dreams".

Además de la dirección de Herzog, la película cuenta con un handicap increíble. Klaus Kinski (Fitzcarraldo) lleva todo el peso de la película de una manera que asusta. Sus dotes actorales quedan fuera de dudas, como su peculiar carácter fuera de las tomas. Acompañando a Kinski destaca la bella Claudia Cardinale en un pequeño papel.

Dirección, trabajo actoral y por supuesto fotografía excelente, que retrata los magníficos bosques y ríos de Perú. Lo dicho una puta obra maestra dentro de 151 minutos. No te la pierdas.

2 comentarios:

Txubel dijo...

Buena peli.

TXISME dijo...

Tiene pinta de pedrada,pero te haré
kaso.a konseguirla..........