domingo, 10 de octubre de 2010

Cronicas de un melomano: El indie nacional existe

Ya estoy aquí otra vez, y además con otra crónica musical. En este caso, y algo lejos de mis gustos musicales, decidí asistir a Gazteszena (Egia), donde se celebraba un evento con tres grupos de renombre, dentro del indie nacional. La principal razón fue que uno de ellos eran los cada vez mas ascendentes Triángulo de Amor Bizarro. Los otros dos grupos (Klaus & Kinski y Joe Crepusculo), no los había oído en mi vida, por lo tanto una buena ocasión para conocer mas bandas de diversos estilos. Para que luego digan que solo oigo ruido.

Pues bien, a las 23:00 empezaban los citados conciertos, a los que asistí en buena compañía. Antes de entrar en Gazteszena, entramos al Bar Bukowski, donde un muy buen grupo de blues, Casual Blues (si no me equivoco), nos mostraron un concierto muy intenso. Después, una vez en Gazteszena, los primeros ya habían empezado, que no eran otros que los murcianos Klaus & Kinski. Con el peculiar nombre del famoso actor alemán, el quinteto nos ofreció una buena dosis de pop. Musicalmente muy buenos, el grupo consta de un guitarra, bajo, violinista, un órgano (que a su vez también le da al ukelele) y la dulce voz de Marina como imagen principal. Pese a los pocos movimientos de su cantante, el grupo entretuvo de lo lindo, para disfrute de los fans, que había a montones, sobretodo en las primeras filas. Según sonaban las canciones, la sala se abarrotó, dando lugar a un ambiente excelente. Después de una hora de dulces melodías, el grupo se despidió, mientras los asistentes pedían mas temas. Una grata sorpresa.

Los segundo en escena, fueron los catalanes Joe Crepusculo. Su sonido techno-electrónico, al mas puro estilo Fangoria, hizo que se desatara la locura entre el personal. A mi no me gustaron nada, aunque reconozco que motivaron a mas de uno y dejaron al publico con las ganas a punto para el tercer grupo, en mi opinión el mas completo, Triángulo de Amor Bizarro.

Los gallegos fueron una autentica apisonadora. Presentaban nuevo disco (Año Santo). Su música, muy influenciada por My Bloody Valentine, Jesus & Mary Chain, mezclado por el noise mas ruidoso, resulta una propuesta muy original e interesante en los tiempos que corren. Con sus dos lideres (Rodrigo e Isa) turnandose en las labores vocales, un batería, poco menos que espectacular, y el nuevo miembro del grupo, un teclista, que creaba las atmósferas mas oscuras que puedas apreciar, hicieron del concierto una fiesta del ruido mas elegante que he oído en tiempo.

Si a eso le añadimos sus temazos (tocaron temas de todos sus discos), como por ejemplo, su himno "De la monarquía a la criptocracia", el resultado fue un concierto épico, inmejorable, finalizando con una explosión de ruido, de sus pedaleras y demás, al mas puro estilo Sonic Youth (de los cuales tenían bastantes detalles).

Lo dicho, los vencedores de la noche por goleada, en mi humilde opinión y sin desmerecer el trabajo de las otras dos bandas. Pero en Triángulo de Amor Bizarro se cuece una gran banda, musical y estilisticamente. El tiempo me dará la razón.

Hasta otra conexión musical.

3 comentarios:

TXISME dijo...

Joderprimo no te pierdes ni uno,ya veo ke le das a todos los palos,de todas formas eso de buena kompañia
suena a felicidad ,esl lo ke todos pensamos ke puede ser,te deseo lo mejor del mundo en tu nueva aventura
romántika y yo ke te mandaba kon orbhi aunke bueno klaro los dos estais bastante necesitados y kuando el
hambre aprieta ni el kulo de los muertos se respeta.De todas formas se te nota feliz y kuando el rio
suena......................

josu dijo...

jajaja, k kabron, no es lo que parece!!!

Anónimo dijo...

os salís ambos.... ;)