martes, 5 de julio de 2011

PELICULAS DE CULTO: CIUDAD DE VIDA Y MUERTE

China, Diciembre de 1937. El país está en guerra con Japón. Beijing y Shanghai ya han caído, y los japoneses están a las puertas de la capital, Nanking. Tras semanas de bombardeos, los oficiales locales han huído de la ciudad en ruinas. Los japoneses se van apropiando de la ciudad e instalando sus tropas. Comienza la ocupación de la ciudad.

Nanking se convierte en un infierno. Todos de esfuerzan por sobrevivir en una ciudad donde la muerte es más fácil que la vida.


Si parecía que en los films bélicos estaba todo dicho, Ciudad de Vida y Muerte (2009) aparece para dejarte helado, destrozado. Dirigida con acierto por Lu Chuan, el film hereda el tono de películas como La lista de Schindler o El Pianista, para contarnos su visión sobre otro holocausto igual de despreciable, el ataque japonés (violaciones incluidas) al territorio Chino.

La película, en blanco y negro, nos crea un odio e impotencia difícil de explicar.Una sucesión de escenas sobrecogedoras, que no hacen mas que reafirmarnos en lo absurdo de la guerra y en la estupidez humana. Pese a la brutalidad, Chuan describe a los japoneses como víctimas de la guerra, al igual que los Chinos, que son objeto de un sinfín de brutalidad y humillación.

A la gran labor actoral, se le une la impactante fotografía y emotiva banda sonora. 132 minutos de dolor, sufrimiento, vida y muerte. Cine de verdad, del que te hace recapacitar sobre el sentido de la existencia.

P.D: La película ganó la Concha de Oro en el Festival de San Sebastian.

1 comentario:

Txubel dijo...

Grande, me gustó mucho.