domingo, 9 de octubre de 2011

BIEN DE METAL EN MOGAMBO!!!

Con el gran sabor de boca del concierto del día anterior, el viernes tuvo lugar otro gran evento, en este caso, con un aroma mas metalero. Yob, Dark Castle, Kongh y los locales Yemen-Ra, estaban llamados a obsequiarnos con unas buenas dosis musicales. Desgraciadamente el dúo Yemen-Ra no pudo tocar, debido a que uno de los integrantes no pudo asistir. Una pena, aunque en mi caso no los pudiera ver, puesto a que llegué algo tarde por temas laborales.

Para cuando llegamos al recinto de Mogambo (con bastante asistencia gracias a dios), el primer grupo llevaba media actuación encima. El trio Kongh desgranó un concierto épico, denso hasta decir basta, con su mezcla de doom y sludge. Dos temas pudimos disfrutar, lo suficiente para darnos cuenta de las tablas de esta formación, que paso a paso se ha labrado una carrera envidiable. Para gran parte de la afición, la sorpresa del bolo.

El siguiente grupo fue el dúo Dark Castle. Liderados por esa bestia parda que es la bella y tatuada Stevie Floyd (voz, guitarra) empezaron algo tensos, para acabar bastante dignamente. Presentaban su último disco, el cual es una bestialidad. El sonido no me convenció mucho, el volumen fue brutal, apenas disfrute de la voz y gritos de Stevie. Pese a todo, el grupo tiene un potencial fuera de serie, convinando con los temazos y habilidades musicales (el batería Rob Shaffter estuvo colosal) que los convierte en una de las grandes esperanzas, dentro de su universo sludge-doom-metal. La banda fue ovacionada, aunque nos destruyera los oídos.

Está demostrado. Yob son de otro planeta. Vienen de otro mundo dispuestos a hipnotizarnos con su propuesta. Disco a disco se han ido reinventando, llegando a ser considerados un grupo de culto, muy cerca de gigantes como Neurosis, Electric Wizard, Sleep,......

El trio liderado por Mike (voz, guitarra) no dejó títere con cabeza, y desde el primer tema, puso a toda Mogambo a menear los cuellos de forma alucinógena. Es increíble lo bien que suenan, la facilidad para motivar (principalmente porque ves a los músicos disfrutando de lo lindo). Aaron es un bajista espectacular, además de su habilidad a las 4 cuerdas, no para quieto agitando sus largas melenas. Mike es un frotman con mucho carisma, impone el respeto de los grandes (Scott Kelly, Wino, Matt Pike,...), cambia de registro vocal con gran facilidad y su dominio de la guitarra es apabullante. Mención especial a su nuevo batería Rob Shaffter (si, el mismo de Dark Castle), la paliza que se llevó el chaval fue de órdago, acabo destrozado.

Disfrute como un enano, sobretodo son sus dos últimos temas, la perfecta traca final a tan apoteósico concierto. Gracias a Woombat Booking y la gente de Mogambo por tan gran cartel. Bien de metal en Mogambo!!!

No hay comentarios: