domingo, 18 de diciembre de 2011

PELICULAS DE CULTO: TARDE DE PERROS

Unos delincuentes (Al Pacino y John Cazale) deciden atracar los sucursales de un banco de Brooklyn. Sin embargo, debido a su inexperiencia, el robo, que había sido planeado para ser ejecutado en apenas 10 minutos, se convierte en una trampa para los atracadores y en un espectáculo para la televisión en directo.

Tarde de Perros (1975) está dirigida con brillantez por Sidney Lumet, uno de los directores azote de la sociedad Norteamericana. Con una historia de robos como inicio, el director aprovecha para criticar el poder de la información mediatica y su costumbre de utilizar a víctimas con tal de beneficiarse. Incluso habla de la homofobia, la ineptitud policial, la amistad,.......

El guión es genial, los diálogos no dejan indiferente a nadie, tanto por entretenidos como por originales. En Tarde de Perros se fusiona con maestría el drama, acción y humor negro.

Basada en hechos reales, otro gran acierto del film, ademas de retratar Brooklyn con pericia, seria la labor actoral, sobretodo por John Cazale (vaya papelon secundario el suyo, con ese personaje ingenuo y soñador; una pena su temprana muerte porque era un genio) y sobretodo Al Pacino, en una caracterización sobresaliente. Sus gestos, tics, movimientos, destilaban carisma y transmite tanto que hace que parezcamos nosotros el protagonista de la cinta. Tanta fue su dedicación al personaje que Pacino tuvo que ser ingresado y necesito asistencia medica. Su papel es de Oscar, y lo hubiera logrado de no ser porque uno se sus contrincantes aquel año era Jack Nicholson (con su papelón en "Alguien voló sobre el nido del cuco"). De las 6 nominaciones logró un premio al mejor guión original. En el Zinemaldi premiaron la labor actoral de Al Pacino.

Lo dicho, Tarde de Perros es una lección de la vida, enseñada por el maestro Lumet y sus geniales protagonistas. Obra maestra.

1 comentario:

Txubel dijo...

Buena peli