martes, 30 de octubre de 2012

TODO SURF!!


El pasado Miércoles, al poco de salir de trabajar, tuve la suerte de ver un concierto épico. Los míticos Nada Surf actuaban en Egia. En un principio, todo parecía indicar que me perdería el evento. Los conciertos comenzaban a las 21:30, y Nada Surf estaría en mitad del concierto para cuando llegara. Pero cosas del destino, a los organizadores se les ocurrió poner a otro telonero (dios los bendiga), y para cuando llegué a la sala Gazteszena, el trio New York-ino (bueno, el bajista es español), no había dado señales de vida.

Cogimos buen sitio, y de pronto, los protagonistas salen a escena con una sonrisa de oreja a oreja. Se les ve bastante mayores, incluso Daniel Lorca (bajista) con bastante mala pinta. Ira Elliot (batería), con una constante sonrisa que parecía el Joker, mientras que Mathew Caws parecía el más sereno de los tres. Al trio se le unió el genial guitarrista Doug Guillard (Guided By Voices). La sala estaba a tope!!!

Se me pasó el concierto en un suspiro. Reconozco que no soy un fan total de la banda, quiero decir, que no he escuchado su discografía en total, pero cuando suenan esos temas, con esa melodía tan contagiosa, es difícil no emocionarse como los "grupies" de las primeras filas. Su música crea un buen rollo de la ostia, y además estuvieron muy simpáticos con el publico, sobretodo Mathew (sorprende que Daniel, que es español apenas contara 2 anécdotas, mientras que Mathew soltaba alguna que otra frase cada dos por tres). Me sorprendió la pegada de Ira, increíble, en trance con sus tics y gestos, estuvo soberbio, además acompañaba en los coros, como Daniel.

Se tocaron casi todos los hits, aunque echamos en falta algúna canción. Quizás abusaron de algún tema lento que otro, pero el ritmo del concierto fue bestial. Imposible no tener la piel de gallina en temas como "Do it again", "Hiperspace", "Amateur",.......con "Always Love" casi llora de alegría toda la sala. Tremendos, lograron una ovación como dios manda al finalizar el espectáculo.

Al finalizar la velada, la gente se formó en torno al "merchandisig". En un momento sorprendente aparecieron, y al lado de la barra se cantaron un tema a capela (Mathew con la guitarra), pero el puntazo final fue cuando estábamos fuera de la sala esperando que dejara de llover; cuando Daniel salió a fumar, y Mathew estuvo hablando con una chicas muy guapas. Pues bien, de golpe y porrazo, entra dentro de la sala, coge la guitarra, sale fuera donde las chicas y les dedica "Concrete Bed" ante el asombro del respetable y la emoción de las chicas. 

Genios y figuras!!!

No hay comentarios: