jueves, 20 de diciembre de 2012

PELICULAS DE CULTO: TWO LOVERS


Tras un fustrado intento de suicidio, Leonard (Joaquin Phoenix) regresa a la casa de Brooklyn donde pasó su infancia. Sus padres se muestran muy preocupados por él e intentan que se fije en Sandra (Vinessa Shaw), la hija del nuevo socio familiar. Sin embargo, Leonard ya se ha obsesionado con Michelle (Gwyneth Paltrow), una vecina tan bella como misteriosa que puede arrastrarle de nuevo al abismo.


Two Lovers (2008), es una de esas cintas que pasó casi de puntillas, sin hacer ruido. En un principio es una historia mil veces vista, pero su director, James Gray (uno de los mejores directores actuales, también de los menos conocidos) crea una atmósfera tan personal que seduce desde la primera escena. Con la ayuda de Richard Menello en el guión, se separan de las comedias-dramas de siempre, y se alejan de resultar empalagosos. Nos hablan del amor, también del desamor, de esa búsqueda de la felicidad, y porque no, nos proponen la decisión de elegir entre lo que te gusta o lo que te interesa (que no siempre están en el mismo saco). Todo ello con las fabulosas vistas de Brooklyn, un personaje más en la trama. Su última escena es de las mejores y más desgarradoras que he visto.

Además de la dirección y la historia, es interesante hablar del elenco actoral, protagonizado por un genial Joaquin Phoenix, un actor al que no le hace falta hablar para crear sus personajes, sus gestos y miradas nos lo dicen todo. Tanto Gwyneth Paltrow como Vinessa Shaw (papelón, una revelación) están inmensas en sus papeles. También los secundarios muestran sus dotes (Isabella Rosselini, Elias Koteas,....).

No estamos ante la mítica película de drama e historia de amor típica, aquí se dejan los artificios a un lado, y vemos un film que te hace descubrir unos sentimientos que antes creías muertos. Lo dicho, una joya, película de culto!!!

1 comentario:

Txubel dijo...

Tiene buena pinta