martes, 18 de diciembre de 2012

QUE LA MUSICA NO PARE!!!


A primeros de Diciembre, tuvo lugar un evento que nos voló literalmente la cabeza. Nuestros sesos quedaron esparcidos en la calzada. El Centro Cultural Larratxo (Alza), tuvo el honor de ser la sede de dichos conciertos. No se llenó el local, pero muchos melómanos hicieron acto de presencia para ver de cerca tres grupos la mar de interesantes. 3, 2, 1, acción!!


Los primeros fueron los locales Yemen-Ra, que tuvieron la difícil misión de calentar al personal ante lo que le vendría durante todo el bolo. El grupo (que pese a llevar poco tiempo, está mejorando una barbaridad; sus integrantes son todo unos veteranos, que han militado en diversos grupos), contaba con un miembro nuevo en el equipo. Al guitarrista y batería, se le suma un bajista. Personalmente me parece una elección muy acertada. Su sonido (post metal instrumental) ha ganado enteros, y sus cambios de ritmo atronaron como la mejor tormenta posibles. Sus influencias de Black Cobra o Karma to Burn siguen patentes, pero el grupo cada vez muestra un estilo propio en continuo crecimiento. Una clase de hipnosis que tuvo buena recompensa en forma de aplausos!!


Los segundos en escena, fueron Arenna, un grupo que ya nos encandiló en anteriores ocasiones, mayormente por esa obra magna que es "Beats of Olarizu". El quinteto hizo una autentica exhibición. Su mezcla de stoner, psicodelia y rock setentero puso a toda la gente meneando las melenas. Su cantante, demostró unas dotes vocales que riete de Chris Cornell. Sus registros están fuera de toda duda, como el trabajo del resto de la banda, una autentica maquinaria muy bien engrasada. Arenna nos obsequió con un viaje para paladares exquisitos. Ganas de que saquen más material, y tengan el reconocimiento que merecen. Grandes!!!


Y como trallazo en la cara....Truckfighters. Madre mía la que liaron!!! Desde el primer tema dándolo todo. El trio sueco apareció no solo a tocar, sino a dar un espectáculo inolvidable. Apadrinados por todo un grande como Josh Homme (Q.O.T.S.A), el cual habla maravillas de ellos; y con sus discos, en directo cobran otro status. Ver la pegada del batería, el continuo hiperactivismo del guitarrista, con sus movimientos y guitarrazos; y la calidad y voz del bajista, que hizo de maestro de ceremonias, fue demasiado para nuestras maltrechas mentes. Además su variada propuesta hizo más que divertido el concierto. Una buena traca final para una velada inolvidable. 

Dice la frase que "La música amansa a las fieras". En esta ocasión las dejó en trance!!!

No hay comentarios: