jueves, 24 de enero de 2013

LA ENERGIA DE THE FLESHTONES


Este pasado Domingo, pudimos presenciar un evento fuera de lo normal. Los veteranos The Fleshtones, dando una autentica lección de frescura, motivación y ritmo. El cuarteto estadounidense, son Peter Zaremba (voz, armónica, órgano), Keith Streng (guitarra, voz), Bill Mihizer (batería, coros) y Ken Fox (bajo, coros), pusieron Bukowski (Egia) patas arriba. Un concierto rápido, a ritmo trepidante, y con una sarta de canciones que hicieron bailar al respetable. Rock and roll, garage, rockabilly,.....no hay estilo que se les resista. Tan pronto te tocan una rápida de esas que meneas el cuello como un poseso, como se tocan un tema lento que te enternece el alma. Escuchamos su inmensa discografía, entre bromas, conversaciones y un autentico "show" visual.




Llama poderosamente la atención la marcha de estos "jovenzuelos"; todo actitud. Zaremba hizo de maestro de ceremonias, muy activo, hablando sin cesar y gestualizando como un poseso. Su carisma caló muy hondo. Tan importante como el frontman, Keith se convirtió en el "guitar-hero". Sus solos, su flequillo, y su actitud rockera (saltando despreocupadamente) no dejaron indiferente a nadie. La base rítmica (bajo, batería) estuvieron espectaculares, tanto con sus instrumentos como en los coros.

Para el recuerdo la hiperactividad de Zaremba, que además de cantar, tocar la armónica y órgano, incluso bailar, salió del escenario para subirse a la barra del bar y cantar como dios todopoderoso; el público cayó hechizado. Para más inri se va hasta la salida, mientras la gente le hace un pasillo y aplaude. En ese momento, viéndolo empapado en sudor, te das cuenta hasta que punto viven estos 4 titanes la música, y lo mucho que disfrutan y hacen disfrutar a los demás con su propuesta.

Como traca final, para éxtasis de un local abarrotado (se vendieron todas las entradas), se tocan "Communication Breakdown" de Led Zeppelin para asombro y goce de todos. ¿Se puede ser más grande?? The Fleshtones dieron un recital, y una autentica demostración para aquellos que ven el rock como algo para jóvenes, donde estos dinosaurios del rock enseñaron lo que es un verdadero directo, y dejaron claro que la veteranía es un grado. La calidad no está reñida con la edad. Dios bendiga a The Fleshtones!! 


P.D: Las fotos son "robadas" de otro blog, el cual hizo otra gran crítica sobre el evento.

2 comentarios:

TXISME dijo...

Ke envidia primo,!!aupa los jubilaus!!!!!!,vaya fotos mas kojonudas ke tiene el otro blog,guapisimas,se nota ke es fotografo no komo yo........je,je!!! Nos vemos

josu dijo...

Tus fotos también molan primo, saludos!!!