jueves, 7 de febrero de 2013

A FLIPAR CON RADIO MOSCOW


Madre mía el evento que presenciamos el pasado Domingo en el Bar Bukowski de Egia. El trío de Iowa, Radio Moscow nos visitaba en plena gira Europea. Suertudo de mí me tocó una entrada en un sorteo, pese a todo tenía intención de ver a una de las jóvenes bandas con más proyección del mundo, en lo que rock psicodélico se refiere. Después de verlos en vivo, no me queda otra que decir: de proyección nada!! Son una de las bandas más grandes que un melómano puede ver!!!


A las 19:30 estábamos en el Bar. Todavia había poca gente, pero poco a poco se fueron acercando los seguidores del buen rock. Lo primero que pudimos apreciar fue a un tipo (amigo de Radio Moscow), creando arte. Me explico: Como si estuviera en un laboratorio  creaba todo unos dibujos psicodélicos que se proyectaban y creaban el mural, en pleno escenario. Su arte, dotaba en sí, de más fuerza al directo y una sensación de viajar al pasado, al Woodstock de los años 60, entre LSD y sustancias psicotrópicas. Todo asistente, con la curiosidad por las nubes, se acercaba al artista para ver el "making off". Impresionante, la habilidad de crear arte de algunas personas.

En lo referente a lo musical, la mala noticia vino dada por el telonero, Eriz Gatopardo, el cual no asistió al Bukowski; una pena, puesto que había interés en ver su propuesta. Por lo tanto la gente (bastante público, aunque esperaba más) se fue acomodando y mirando el mural, mientras en el bar sonaba Neil Young.

Después de esperar un rato, nuestros tres protagonistas hicieron acto de presencia. Lo suyo fue, literalmente, un viaje hacía lo desconocido, regreso al pasado, su rock psicodélico  a veces bañado en el blues más mítico, hizo las delicias de los asistentes. Me jugaría el cuello que muchos ni conocían a esta joven banda; una banda que sentó cátedra  Con una base rítmica que quita el hipo, el guitarrista, cantante y lider Parker Griggs, hizo y deshizo a su antojo. Su agilidad a las 6 cuerdas quedaron patentes, y no se si fue solo cosa mía o no, pero al escuchar a esta gran banda, otra legendaria me vino en mente. Me pareció, valga la redundancia, estar escuchando a The Jimi Hendrix Experience. Si bien parece que esté exagerando, Radio Moscow demostró tener la misma magia que sus maestros.

Hora y media de actuación que puso patas arriba el local, y de paso, hizo que el público tatuara el nombre de este trío en su cerebro. Lo que más me entusiasma es saber hasta que punto pueden llegar, puesto que es un grupo muy joven. El futuro es de ellos!!

Su grandeza se vió reflejada en el set del "merchandising", donde volaron los discos y vinilos. Otro evento de calidad en Bukowski, muchas gracias por el viaje!!!

No hay comentarios: