viernes, 15 de febrero de 2013

BIEN DE CAÑAAA!!


Si el Festival Aloud ya fuera una maravilla, redondeamos si cabe la jornada melómana asistiendo a otro festival. Después de finalizar el "show" en la Sala Apolo, nos dirigimos a otra Sala, en este caso Extraperlo, uno de esos sitios que todo buen amante de la música debería estar. Con un poso más "underground", el sitio me encantó. El festival estaba empezado, logicamente, los dos primeros grupos ya habían terminado, pero pudimos presenciar 2 bombas que dificilmente olvidaremos. Criatures Fastigoses y Tempesta ya habían terminado.

La Sala estaba hasta los topes, con una escalera que te llevaba hasta una barra y un set de "merchandising" más que cojonudo. La gente, como hormigas se intentaba posicionar, bien a pie de escenario, o en las escaleras en cuclillas, para presenciar de estos conciertos de culto. Pues bien, en esto que salió el tercer grupo, Teething, grupo que hasta ese día desconocía. Vaya error!! Porque el cuarteto madrileño nos reventó los tímpanos a base de temones rápidos  brutos y con una energía a prueba de pacientes. Había ganas de ver a estos jóvenes  con tantas tablas y tanta calidad y carisma. Ver a gente subiendo al escenario y seguido a ello tirarse al público ya lo he visto otras veces, pero al nivel y ritmo del Extraperlo, nunca. Aquello parecía una batalla campal, y Teething nuestros comandantes, que nos ordenaban cuando disparar, romper cuellos o tirarnos del escenario. Yo me quedé un poco apartado del gentío, hacía la esquina presenciando un concierto apabullante. Grind, hardcore, powerviolence, ....llamarlo X, muy cojonudos!!

El frontan también se tiró unas cuantas veces mientras berreaba como un descosido. Sus compañeros demostraron una pericia al instrumento que nos dejó perplejos. Como anécdota  comentar una fan (algo perjudicada por el alcohol, todo hay que decirlo), que no paraba de subir al escenario, bailar provocativamente, y meter mano a los hombres siempre que le vino en gana, ....la chica le dio algo de color a esta película de miedo, una película de miedo de las buenas. Teething, el futuro es vuestro!!!



Después del concierto el grupo estaba en el set de "merchandising" vendiendo su material. gente humilde y cercana con ganas de comerse el mundo. Entre conversaciones varias, de pronto, empezó el cuarto grupo, los cabezas de cartel...Napalm Death, grupo de culto donde los haya.

No soy muy fan de la banda, pero reconozco su calidad e importancia en el género metalero. Son unos grandes, unos profesionales como la copa de un pino, y vistos en vivo, gente muy cercana y correcta. El set produjo la locura en sus seguidores, tanto que como en el anterior concierto, hubo unos cuantos figuras que se pasaron el concierto subiendose al escenario y tirandose al público. Casi sin sitios libres, me puse en las escaleras, en un sitio ajustado, pero con una visión global del escenario perfecta. El grupo sonó muy bien, me fascinaron sobre todo la base rítimica. El bajo y batería me parecieron unos cracks. El guitarra muy bueno, aunque sus gritos de hiena no me convencieron mucho. Y su frontman Barney, todo un grande y unos de los mitos del metal (junto al bajista Shane).

El concierto pasó en un suspiró, eso si, en ese tiempo tocaron mil temas, todos ellos con una garra y sentimiento fuera de lo común. En Extraperlo fuimos testigos de un concierto cojonudo, de unos mitos, todavía en forma.

Después de una larga velada musical, a descansar, que todavía quedaba el viaje de vuelta. Hablando de vuelta, algún día habrá que volver a estas grandes salas a presenciar más joyas. Hasta otra!!!

No hay comentarios: