sábado, 1 de junio de 2013

SATAN, LLEVAME CONTIGO!!


Muy interesante el evento que vimos el Lunes pasado en Mogambo. Dos bandas que nos traspasaron a otra dimensión. Otro claro ejemplo de la grandeza de la música. Pese a no haber un llenazo (recordamos que era Lunes), hubo bastante ambiente, no en vano, nos visitaban los zumbados de Master Musicians of Bukkake.

Pero en función de teloneros, un grupo que me gustó mucho y desconocía su existencia. Hablamos del quinteto Petra, grupo de amigos, melómanos que dejaron muy buen sabor de boca. Jugaban en casa, y no desaprovecharon la oportunidad. Psicodelia de la buena, con pinceladas de Wooden Shjips o Can, el grupo nos invitó a viajar con ellos, donde la experiencia resultó muy satisfactoria. 2 guitarras, teclado, bajo y batería. Temas mayormente instrumentales menos dos, las canciones tienen poder e hipnotismo. Lo dicho, una gran revelación que se llama Petra, grupo que seguro dará más que hablar, eso si les dan la oportunidad que merecen.



Los conciertos empezaron tarde, y tenía pinta de que volveríamos a casa a las tantas. Los músicos de Bukkake prepararon los instrumentos, salieron, y al rato, empezó la locura. Aparecieron ataviados con ropa muy extraña. Uno parecía un marciano, el otro un espantapajaros,.....todo ello parecía salido de una película de Jodorowsky. Fue una de esas sesiones difíciles de explicar, pero lo voy a intentar.

Superado el "shock" del disfraz la banda empezó con su inclasificable propuesta. Si bien juguetean con la psicodelia y el rock, su peculiar estilo parece una especie de Swans pero todavía más locos. El primer tema me cansó un poco, quizás debido a los gritos exagerados del cantante; pero a partir del segundo tema todo fue mejor. Con dos baterías que repartían estopa, aquello parecía una carnicería de ruido, trance por doquier y unos 6 músicos pasados de vueltas. Visualmente el concierto fue intachable. Su estilo crea una especie de malestar auditivo, que unen a su pericia a los instrumentos y una sucesión de brutalidad, que parece va a reventar los cimientos de la sala.

Tocaron más o menos durante una hora, donde dejaron hipnotizados al personal, con su frontman, cual chamán nos embrujaba y nos convencía de la calidad de su secta. Genios y figura, terminaron con un tema que se hizo un poco interminable, pese a todo toda una experiencia musical. Grupo que me merecen mucho respeto, mayormente por ir contra las normas, y crear una propuesta que si bien hay que masticar mucho, termina por enamorar. Larga vida al Bukkakeee!!!

No hay comentarios: