domingo, 15 de septiembre de 2013

KUTXA KULTUR 2013: SABADO


Si, ya se que el festival Kutxa Kultur fue hace una semana, pero los ecos de dichos conciertos todavía se mantienen en mi mente, por lo tanto, la crónica es igual de valida que si la hubiera hecho la semana pasada.

La segunda edición de Kutxa Kultur fue un éxito, tanto de público como de calidad. El Viernes no estuve, pero tengo excelentes referencias sobre lo acontecido en Igeldo, donde se vendieron todas las entradas a la velocidad de la luz, y la gente disfrutó de lo lindo pese a la intensa lluvia.

El cartel del Sábado prometía clase y disfrute a partes iguales. 8 horas de música, con una variedad en estilos bastante interesante, mezclando grupos veteranos con bandas noveles.

Hacia las 16:30 llegamos a Igeldo, y Audience estaba desgranando su repertorio en el escenario principal. No nos dio tiempo a ver mucho, pero el rato que estuvimos nos dejó muy buen sabor de boca. Rock rollo americano (Wilco y derivados) que hicieron disfrutar al escaso público que albergaba la plaza. El único pero, el excesivo volumen que tuvieron. Cuando más la estaba gozando el concierto se terminó, dejando claro que Audience es un grupo increíble (ganas de escuchar su nuevo disco).

Después, en el otro escenario, Lou Topet aprovechó su tiempo para darse a conocer. El cuarteto, con su estilo pop-rock tranquilo dejó a la afición más que satisfecha, sobretodo en las primeras filas, que estaban llenas de incondicionales de la banda. Crocodiles ofrecieron una muy buena actuación. Noise-pop con melodías suaves y dulces (por momentos me recordaban a The Pains of Being pure at heart), pero con un hiperactivo frontman, que le daba un toque "salvaje" a su propuesta.



Lo de Cohen no tiene nombre. En un festival con poso rock, ellos dejaron claro que su rabia sonora tenía cabida, y es más, su directo fue un soplo de aire fresco. Intensa media hora de caña, que más quisieran sus adorados Refused. Hicieron un repaso a su discografía (incluso sonaron temas de su primera época). El trío funciona como un reloj, y los berridos de Ruben, los cambios de ritmo frenéticos y melodías que rozan el himno, hicieron de su concierto de lo mejor del festival. Las primeras filas eran una batalla campal. Para más cojones, la banda tocaba horas más tardes en Tolosa, unos grandes!!

Built To Spill era uno de los conciertos que más ganas tenía de ver. El grupo es una institución y la verdad que me hizo mucha ilusión ver a estos mitos. El concierto estuvo muy bien, pero el sonido fue un poco fiasco. Estaba muy bajo, algo inconcebible viendo el volumen que tuvieron otros. Eso sí, los temazos no faltaron, incluso una versión de Neil Young que nos puso los pelos de punta. Banda de culto!! 

Después del concierto aprovechamos para cenar, por lo tanto nos perdimos los conciertos de UKBill y Dover. Los madrileños tenían la intención de centrarse en su época "Devil come to me". La verdad, me daba bastante igual, lo jodido de su concierto es que su sonido lastró en gran parte el concierto de Napoka Iria (ambos grupos coincidían en hora). La suave y emotiva propuesta de Miren Narbaiza y Ander Mujika se vino un poco abajo por dos motivos. Empezaron más tarde de lo que estaban programados (es decir, al final tocaron menos tiempo) y según que tema los ecos de Dover se oían demasiado. Eso sí, el concierto me pareció mágico (como la voz de Miren). Dos guitarras (una acústica y otra eléctrica), y una voz que se adueño de todos nosotros. Me habían hablado maravillas de la banda, y la verdad que fueron de lo mejor. Desgraciadamente, se despidieron pronto, pero lo poco visto nos llenó mucho. Este año sacan disco, y seguro habrá más conciertos para disfrutarlos.

Napoka Iria nos dejaron, pero entraron en escena Bobby Ware Jr, tres americanos que ofrecieron un "show" muy entretenido. Guitarra, teclado y batería, donde su rock con tinte Wilco (hay que ver la influencia que tienen los maestros de Chicago en infinidad de bandas), eso mezclado con una locura y simpatía a prueba de bombas, hicieron que el público disfrutara de lo lindo. El escenario 2 se llenó para ver el alocado espectáculo de estos barbudos, que dieron buena cuenta de su calidad.

Y como broche final, Dinosaur Jr., vaya cracks!! "The wagon", "Freak scene", "Feel the pain",....temazo tras temazo la emoción subia por momentos. Mascis se mostraba bastante tranquilo, menos cuando se desmelenaba con sus solos de guitarra, mientras sus dos compañeros se mostraban muy hiperactivos. Parcos en palabras, pero muy profesionales. La afición vibrando, incluso se atrevieron con una versión de The Cure! Lo malo, el concierto fue muy corto o por lo menos a mi así me pareció. Me esperaba un set list más amplio. Para cuando nos dimos cuento el trío abandonó el escenario dejando la duda de sí volverían a escena a rematar la faena. Pues no, no volvieron, y la segunda edición de Kutxa Kultur terminó entre una maraña de gente corriendo para pillar el bus de vuelta.

Una bonita edición, que dejó momentos memorables, a por la tercera edición!!!


No hay comentarios: