domingo, 17 de noviembre de 2013

A ROCKEAR, PENDEJOS


El Sábado pasado reinó el rock and roll. La sala Psilocybenea (Hondarribi) fue testigo de dos conciertos épicos. Bastante peña, y un ambiente ideal para tal descarga eléctrica. Empezaron los locales Tripimonsters, un cuarteto que desconocía, pero que hicieron un "bolo" muy reseñable. Con un descaro y desparpajo fuera de lo común para un grupo tan joven, logaron calentar al personal. Su rock and roll, tenía tintes de bandas como Kuraia. Ritmo, guitarrazos y actitud. Buen comienzo para lo que nos vendría encima.....


Los barbudos Valient Thorr pusieron la sala patas arriba. Ya estuvieron anteriormente en Psilocybenea. La primera vez que los veía, pero las grandes críticas sobre su directo me llamaron la atención. Y la verdad es que son una bomba de relojería en el escenario. Rock and roll, actitud punk, un frontman más que carismático (tuvo sus momentos de humor), que llevaba todo el peso de la banda, y unos músicos como la copa de un pino. A todo ello sumas temas pegadizos, donde estarse quieto es imposible, y tienes ante tí, un directo perfecto.

Presentaban disco nuevo (Our owm masters) y dieron rienda suelta a su espectáculo. 2 guitarristas melenudos que no paraban de moverse, un bajista inquietante, un batería con una pegada colosal, y como no, un cantante que dejó constancia de su liderazgo. Para la segunda canción ya estaba enseñando panza, y sacando la sonrisa de casi todos. Pese a su entretenido "show", la sesión se hizo muy corta. Salieron, el público aplaudió a rabiar, y volvieron a entrar. Este fue su último tema. Como colofón una foto de todo el público con el simpático "frontman". 

Gran velada de rock!!

2 comentarios: