lunes, 9 de diciembre de 2013

PELICULAS DE CULTO: INCENDIES


Cuando el notario Lebel hace a los gemelos Jeanne y Simon la lectura del testamento de su madre, Nawal, se quedan atónitos al ver que les hace entrega de dos sobres, uno destinado a un padre que ellos creían muerto y el otro a un hermano cuya existencia ignoraban. Jeanne ve en este enigmático legado la clave del silencio de Naval. A Simon poco le importan los caprichos póstumos de una madre que siempre se ha mostrado distante y poco afectuosa con ellos. Sin embargo, el cariño que siente por su hermano lo impulsará a reunirse con ella para recorrer el país de sus antepasados siguiendo la pista de una Nawal muy lejana de la madre que han conocido, una mujer valiente con un destino trágico marcado a fuego por la guerra y el odio.


Incendies (2010) está dirigida por el canadiense Denis Villeneuve, un director que deja constancia de su calidad, bien como narrador, o mostrándonos imágenes tanto bellas como duras y desgarradoras. Tan interesante es su propuesta que Hollywood ya le ha echado el anzuelo, eso sí, por ahora se mantiene más que dignamente con "thrillers" brillantes.

Incendies, tiene tanto de thriller como de drama como crítica social (la crítica contra una situación política y social es palpable). Es una mezcla muy bien llevada, contada en forma de "flashbacks", que te dejan sin aliento. El film pasa en un suspiro pese a durar más de dos horas. Fue nominada a mejor film de habla no inglesa en los Oscars; y para los cinéfilos mas exigentes como una verdadera joya, obra de culto.

Quizás no sea una película para todos los públicos. Tiene escenas muy duras que pueden crear incomodidad y tensión, pero como he dicho antes, esta obra maestra mezcla muy bien las imágenes intensas con las bellas (que también las tiene). Que decir que tal interesante film, tiene uno de los finales más demoledores que conozco, una autentica guinda a tan brutal historia.

Para ello, la labor actoral es clave. El papel de Lubna Azabal roza la perfección. Eso sí, que sería el cine sin esos actores secundarios. Aquí hay muchos y muy buenos, destacando: Melissa Desormeaux- Poulin, Maxim Gaudette y Remy Girard.

Lo dicho, una maravilla valiente, dura, impactante, triste,....como la vida misma. De obligado visionado!!


P.D: Habrá que seguir muy de cerca a su realizador (Denis Villeneuve), está llamado a hacer grandes cosas!!

1 comentario:

Txubel dijo...

Habra que verla