sábado, 22 de marzo de 2014

ZART! FEST 2014


El pasado Sábado tuvo lugar el Zart! Fest. Doka (Donosti) acogía dicho festival, que no recibió una respuesta muy entusiasta en forma de público. No hubo mucha gente, sobretodo en los primeros conciertos, en mi opinión, los más interesantes del evento, que empezó a las 18:30.


El primero en entrar a escena fue Joseba Irazoki, toda una institución musical. El virtuoso artista, realizó otra demostración de intensidad, carisma y derroche de fuerzas. El solo, como hombre-orquesta, se bastó para poner a todos los melómanos moviéndonos ante sus sonidos y ritmos imparables. Rock, blues, noise,.....todo ello ante la batuta de Joseba, muy comunicativo con el público. Concierto que se hizo corto, pero nos valió para entrar en calor para lo que nos vendría después. Un crack Irazoki!!!



Hacia las 19:30 entrarían en acción nuestros unicornios favoritos. Hablamos como no, del cuarteto de Pontevedra, Unicornibot. Sus conciertos en vivo son algo inexplicable, difícil de definir, pero impactante como pocos (esta era la quinta vez que los veía, y nunca aburren, al contrario, se puede afirmar que es una de los grupos nacionales más interesantes del panorama actual). Empezaron como en ellos es habitual, haciendo un "making-off" con las mascaras de papel albal, mientras el bajista marca el ritmo.

De pronto empieza el espectáculo. Temas instrumentales, con continuos cambios de ritmo, sonidos hipnóticos que te tienen moviendo el esqueleto y el cuello hasta la extenuación. Afines a maestros como Don Caballero o Hella (por citar a dos), sus canciones se pegan en tu mente hasta la siguiente descarga (tan brutal o más que la anterior). Hicieron un repaso a su discografía, donde sonaron todos sus "hits" como "Niños niños futuro futuro", "Liceo Mutante",.....todo ello con su humildad y simpatía habitual. Estoy seguro que después de semejante exhibición, lograron más fans. Muy grandes!!


Los siguientes fueron el cuarteto Fira Fem. Este grupo, que pertenece al sello Aloud (garantía de calidad) y su música se podría definir (más o menos) como indie rock, momentos postrockeros y un aroma electrónico que hizo las delicias de los asistentes (había más gente que al principio). Desgraciadamente no puedo hacer una crítica constructiva de un concierto que no vi entero (apenas 4 canciones), puesto que decidimos recargar fuerzas e ir a cenar. Para cuando volvimos el concierto había acabado. Por las caras y comentarios de la mayoría de los conocidos realizaron un concierto más que interesante. Otra vez será!!


El último grupo Anai-Arrebak. Nacidos de las cenizas de Naizroxa y Trigger Travis el sexteto cumplió con su obligación de hacer bailar al público. Soul, dance,.....ritmos bailables para cerrar un festival, que creo que pensaba atraer a más gente. Con dos cantantes como maestros de ceremonias, tuvieron a su teclista como máximo protagonista, mayormente por sus bailes ante el público, que contagiados por su entusiasmo, lo dieron todo y se decidieron a bailar. Como curiosidad comentar las dos versiones que se marcaron. Una de Jousilouli y otra de Dragoi Bola.

Para terminar, decir que quedaba Royal Jaleo, un dj que siguiendo la estela de Anai-Arrebak, se propuso a poner a bailar al respetable. Nosotros decidimos partir hacia la Parte Vieja mientras comentabamos los conciertos vistos. Hasta otra conexión musical!!