domingo, 27 de julio de 2014

PELICULAS DE CULTO: COWBOY DE MEDIANOCHE


Soñando con el éxito como cowboy de exhibición, el joven e ingenuo tejano Joe Buck se traslada a Nueva York, donde comienza a trabajar como gigoló seduciendo a mujeres maduras de Manhattan. Joe pronto descubre que este mundo no es como el que se imaginaba, pero antes conoce a Rico "Ratso" Rizzo, un timador que lo quiere estafar.



Cowboy de Medianoche (1969), está dirigida con pulso firme por John Schlesinger. El film fue un gran éxito que culminó con Oscars (mejor película, mejor dirección; entre otros premios). Este film, que te deja con un sabor agridulce, nos muestra una dura y emotiva relación entre dos personas (diferentes a primera vista, y con dos puntos de vista de la vida que no cuadran; aunque uno de ellos se de cuenta de lo implacable que es la sociedad); dos marginales en busca de fortuna y su lugar en el mundo; en un devastador retrato de la jungla neoyorquina que compone la cinta. Gran parte del éxito de esta película se debe al buen hacer de sus dos protagonistas (que llevan el peso del film): Dustin Hoffman (increíble, como siempre) y Jon Voight (quizás, su mejor papel); ambos perfectos, sobretodo en los momentos que comparten plano; algunos instantes más que memorables. La banda sonora también es cojonuda, donde destaca el tema "Everybody talking" de Harry Nilsson, todo un himno generacional.

Estamos pues ante una obra maestra de obligado visionado (hace poco lo volví a ver, y no pierde la magia). Que grande es el cine!!