martes, 12 de agosto de 2014

JAZZALDIA 2014


La edición 49 del Jazzaldia de Donosti, fue, una vez más, muy provechosa. Haré un pequeño resumen de lo que vi. Desgraciadamente no fue todo lo que quise, puesto que grandes formaciones se me escaparon de una extensa agenda (imposible ver todo lo que te interesa). Visto lo visto, el siguiente año puede ser legendario. Yo, por si acaso, lanzó algunas sugerencias (Esperanza Spalding; Tortoise; Medeski, Martin & Wood; Avishai Cohen,......)


Miercoles, 23 de Julio:

Estoy currando de tarde, pero al salir, nos acercamos a Donosti. Vamos a la playa de la Zurriola donde vemos media hora del concierto de un mito: Ray Davies. Pese a que su aspecto deja un poco que desear (recordemos que tiene 70 años), lo poco que vimos estuvo bien, tocando viejas canciones de The Kinks (su banda madre), y recordando lo gran banda que es y lo que ha significado para la historia del rock. Really got me; Lola;....buenos recuerdos.

Después de Ray Davis, nos acercamos al escenario Coca-Cola donde tocaba un grupo al que deseaba ver por encima de cualquiera: Za!. Estos locos catalanes ofrecieron un concierto antológico (como en ellos en natural), ante una sorprendida audiencia (hay que recordar que no es una banda muy conocida a nivel general y que su estilo no es precisamente facil). Algunos se fueron en las primeras canciones asustados; pero los que nos quedamos (que fuimos bastantes), disfrutamos de su orgía de estilos (noise, kraut, rock, salsa, electrónica, jazz,....) donde su actitud y carisma están fuera de duda. Temas como "Súbeme el monitor" o "Badulaque" son una buena muestra de su calidad!! El día siguiente tocaron en Altxerri, pero desgraciadamente no fui. (según me dicen, el bar estuvo excesivamente lleno).

Después de semejante fiesta, bajamos hacia la playa de nuevo. En este caso, tocaban George Clinton Parliament; una banda donde diversos músicos (eran unos 12 ) se divertían tocando sus instrumentos en un estilo funk que si bien animaron de lo lindo a una abarrotada playa; no me llegaron a impactar (quizás sea su estilo). Después de 4 temas, nos volvimos para casa.



Viernes, 25 de Julio:


Lo primero que hacemos es acercarnos al Kursaal (teníamos el bono de 3 días). Dos maestros del jazz se citaban para realizar una sesión antológica. Los amigos Chick Corea y Stanley Clarke (ambos músicos de Return to Forever), dieron rienda suelta a su pericia a los instrumentos. Chick demostró su agilidad al piano (en un tema dedicó la canción a Paco de Lucía) y Stanley dejó claro que su simpatía es equivalente a su clase al contrabajo (dedicó un tema a su esposa). Por poner un pero, me pareció un concierto un poco corto, teniendo en cuenta que empezó tarde, y tuvieron algún problema técnico. En la última canción apareció Bobby McFerrin para cantar con ellos. Momento estelar!!

Después de cenar, nos dirigimos a la playa donde la banda de James Vincent McMorrow sorprendió a la gran mayoría; yo incluido. Su voz y estilo, muy parecida al gran Justin Vernon (Bon Iver), hicieron las delicias de los asistentes. Folk-rock emotivo, donde la voz de James se convirtió en protagonista. El músico, visiblemente emocionado, lo dio todo, gracias al apoyo de su banda (donde destacaba la guapa bajista).

Al acabar dicho evento, fuimos al escenario Coca-Cola, donde Nevermind Trio ofrecieron un concierto muy técnico, donde la maestría de los 3 músicos se hizo patente. La banda liderada por el gran batería Hasier Oleaga, nos ofreció unas piezas jazz muy logradas. Los dos últimos temas nos conmovieron visiblemente al tratarse de sendas versiones de Nirvana. Muy buen concierto, habrá que seguirles la pista.

Y el último concierto que vimos fue el de The Horrors, buena banda a la que desgraciadamente los veo algo estáticos en vivo. Sobretodo su frotman, que transmite más bien poco. Pero eso no quita, para disfrutar de sus temas, rock oscuro, con tintes electrónicos (algún deje Joy Division). En mitad del concierto nos fuimos a casa (había que coger el bus).


Sábado, 26 de Julio:


El Sábado sólo vimos un concierto, pero vaya puta pasada!! Dentro del bono del Kursaal, disfrutamos de lo lindo de 4 músicazos. La mítica pianista Toshiko Akiyoshi (le dieron el Premio Donosti este año) y su marido Lew Tabackin (saxofón, piano), junto a dos máquinas (batería y contrabajo), realizaron, en mi humilde opinión, el mejor concierto que vi del Festival. La compenetración fue mayúscula (pese a algún momento gracioso del matrimonio; no olvidemos que tienen una edad). Toshiko y Lew llevaban la batuta con su maestría a los instrumentos, pero los "mercenarios" no se quedaron atrás, a la sombra, haciendo hincapié en su clase y tacto. Un concierto inmenso, pelos como escarpias. Imposible no dejarte llevar por sus ritmos y melodías y olvidar lo puta que es la vida. Lo dicho, los mejores del Festival. Y una gran oportunidad para indagar en su discografía. Grandes!!



Domingo, 27 de Julio:


Con el cansancio acumulado (tantos conciertos), nos embarcamos en la traca final. El último evento que como no, tuvo lugar en el Kursaal. Bugge & Friends, banda que no conocía pero que pintaba bastante bien. El grupo no estuvo mal. Comandado por el pianista Bugge Wesseltolf, la banda constaba de 5 músicos. Al principio se me hizo algo duro de escuchar. Temas largos, ruidos, ritmos electrónicos, momentos pausados,...difícil de definir. Pero según pasaban los temas (no tocarían más de 5 canciones, pero todas ellas muy largas), cuando la trompeta o saxo tuvieron más protagonismo (para mi los mejores momentos eran cuando ambos tocaban sus partes), el concierto empezó a coger más ritmo y se hizo más disfrutable. Recordar que esta banda practica un jazz más moderno, basado en ritmos electrónicos y bailables.

Buen fin de conciertos, para 4 días frenéticos de música. La pena fue perderme tanto a Skinny Puppy, como a Ibrahim Electric (esperemos verlos en otras ediciones). Hasta el próximo año, que pinta magnifico!!

No hay comentarios: