jueves, 23 de octubre de 2014

OTRA JORNADA MELOMANA


11 de Octubre, destaca por una jornada melómana en toda regla. Para empezar nos acercamos a las 19:00 a la FNAC de Donosti para presenciar una sesión acústica del grupo El Páramo. Los madrileños ofrecieron 25 minutos (que corto se hizo), de puro disfrute. Canciones hipnóticas, lejos de sus conocido stoner-post metal instrumental; en el acústico juegan con el western, creando un sonido que recordaba a la de los genios Earth. Lo dicho, 3 temas en 1, que fue una pasada. Pena que tuvieran que parar (ordenes del guión). El cuarteto nos prometió futuras visitas a Euskadi.



Para redondear la velada, nos dirigimos hacia Doka (Antiguo), para degustar de dos bandas. Para cuando entramos, el primer grupo (Rock Kam Broom) estaban en ello, haciendo mover el esqueleto a todo dios. Se trata de un grupo de versiones, que tan pronto te tocan una de Led Zeppelin, como temas de Motorhead, Los Suaves o ACDC. Una buena sesión para lo que nos vendría después.


Nirvana ha sido uno de los grupos más importantes de la historia, así de claro. Fueron los pioneros o por ser más justos, el grupo más popular del estilo (que contaba con grupazos como Soundgarden, Alice in Chains, Pearl Jam, Mudhoney,....). La imagen de la banda, unida a su música, fue todo un pelotazo (sobretodo para la gente de mi generación). Pues bien, como todos sabréis, ver a Nirvana se antoja imposible, eso sí, durante hora y media me pareció estar viviendo aquella época dorada del rock. ¿La razón? El concierto que se gastaron The Buzz Lovers, grupo tributo a Nirvana. A su impactante parecido físico, llamaba la atención la perfecta actuación de los músicos en los gestos y movimientos de sus ídolos (incluso a veces parecía que las ensayadas posturas quitaban algo de frescura a su actuación de lo perfectas que eran). The Buzz Lovers, además de grandes músicos, demostraron ser grandes actores. De eso se trataba, de recuperar el espíritu y energía de Nirvana.

Agre (bajo) hizo de maestro de ceremonias, con sus bromas al público y carisma en el escenario. Gonzo (batería) demostró su demoledora pegada (a lo Dave Grohl); y Kane resultó el doble perfecto de Kurt Cobain (uno de los músicos más populares de la historia), gracias a sus posturas, vestimentas y gestos. Además, lo más importante, la clavaba en la voz!! (solo le faltaba tocar la guitarra con la zurda!!). La afición vibró de lo lindo con los temas, incluso hubo bastante momentos de "circle-pit". Himnos como "Smells like teen spirit"; "In Bloom"; "Come as you are", "Breed"; "Rape Me"; ""Lithium"; "Drain you"; "Floyd the barber", "About a girl",.....y un largo etcetera, para una velada mágica.

La banda se llevó una grata ovación. Seguro que Kurt Cobain sonrió desde el más allá.

No hay comentarios: