jueves, 13 de noviembre de 2014

BIME 2014: LOS AMOS MOGWAI



1 de Noviembre, Sábado. Nos dirigimos hacia Barakaldo para presenciar el festival BIME. El día anterior había cosas tan interesantes como Anna Calvi o Thruston Moore, pero compromisos laborales impidieron mi asistencia. El Sábado en cambio, en gran medida por Mogwai, decidimos disfrutar de dicho evento. La verdad, fueron 40 euros para ver a Mogwai, pero mereció la pena.

Para cuando llegamos (tren, bus, metro....) nos perdimos a Señores, un grupo que circunstancias de la vida, todavía no he visto, y les tengo ganas. Nos comentaron que realizaron un concierto muy potente. Mando Diao es un grupo que respeto, hace años los escuchaba mucho. Pero su concierto no me gustó nada. Rozaron la radio formula, incluso en los temas más míticos. Es verdad que han variado su estilo, sonando más comerciales. Añoro su época más sucia, rockera. Pese a todo, la afición se volvió loca con el concierto.


Después de cenar, nos acercamos al escenario donde tocarían Mogwai. Cogimos un buen sitio y disfrutamos de una de las mejores bandas post-rock de la historia. Hace años los vi en el Kursaal y fue uno de los momentos más épicos de mi vida, salí flotando. Sin ser tan perfecto que ese día (recordar que era un festival, y solo tenían una hora), su concierto fue sobresaliente. 9 temas que se nos incrustaron en la mente. "2 rights make 1 wrong"; "Hunted by a freak", el himno "Mogwai fear satan",......el viaje estaba siendo alucinante. Los escoceses demostraron su pericia y compenetración, incluso su buen talante con el público. La traca final fue de órdago: "Teenage exorcite"; "Remurdered" y para finalizar "We,re no were". Se hizo corto, si, pero vaya lección. De otra galaxia. 40 euros muy bien invertidos!!!

Se supone que había más bandas de interés, pero con Mogwai quedé vacío. A la vez que ellos actuaba Billy Bragg, un artista que también hubiera visto muy a gusto. Nos acercamos a ver a The National, pero desde lejos (había una gran sobredosis de fanáticos cantando los temas) y a verdad es que no me dijeron gran cosa. Entiendo su fama. Los discos están bien, pero en directo no me transmitieron mucho, quizás por su set list (basado en su últimos disco), con temas más pausados y por lo cansados que estábamos. Como curiosidad el hecho que Sufjan Stevens tocara con ellos. Matt Breninger se mostró con un gran frontman, hiperactivo y conversador con el respetable, pero vuelvo a incidir, les falto una marcha más para hacer un bolo redondo.

El último grupo que vi fueron los locales Audience. En otro escenario, el auditorio, nos sentamos y presenciamos tranquilamente una sesión donde rock, blues y americana se daban de la mano. El grupo vizcaíno se mostró muy motivado y desde la primera canción nos metió de lleno en el concierto. La banda bordó los temas, recordándome por momentos a Wilco, y puso a los aficionados a aplaudir y animar como locos. La verdad, la vez que mejor les he visto, grupo infravalorado como pocos.

Aun quedando conciertos, opté por marcharme, el cansancio y mi intención de coger un bus de vuelta fueron una razón muy de peso. Pese a todo, buenos momentos vividos en el BIME. Hasta otra conexión musical!!

No hay comentarios: