lunes, 3 de noviembre de 2014

CONCIERTO EPICO!!


21 de Octubre, Martes. Seguimos de concierto. En este caso nos dirigimos hacia Donosti, en el prestigioso Kursaal, para presenciar a un gran artista en pleno apogeo. Hablamos, del compositor francés Yann Tiersen. Tiersen es conocido, para la gran mayoría (entre ellos me incluyo), por ser el artífice de dos grandes bandas sonoras (Amelie y Good Bye Lenin; por cierto, grandes films).

Cuando nos sentamos en nuestras butacas (sexta fila, casi nada!!), nos enteramos que había teloneros. Los encargados de abrir la velada, fueron los californianos Black English, grupo que desconocía.  El quinteto, con un frontman que cogió el protagonismo (no se movía muy bien, pero salvo la papeleta, sobretodo cuando se sentó en primera fila y cantó al oído de un asistente). La banda (presentaba disco, llamado NO), navega entre el pop y el rock. Canciones con pinceladas de U2 o Depeche Mode, donde se mostraron motivados y lo hicieron bien, eso sí, no me dijeron gran cosa. El batería me pareció buenísimo, en mi opinión el mejor de la banda. El grupo cuajó en el Kursaal, donde se llevaron una buena ovación. Habían caldeado el ambiente, que era de lo que se trataba.


Después del primer concierto, hubo media hora de descanso. Colocaron todos los instrumentos y parafernalias de Yann Tiersen, ante la atenta mirada del respetable, que no perdía detalle del escenario. Tenía dudas si Tiersen vendría solo o con banda, y la verdad, fue una alegría ver y disfrutar de tan grandes músicos. Presentaban nuevo disco (Infinity), y el set list se basó en dicho trabajo. La mayoría, supongo, estaba deseando escuchar alguna pieza de "Amelie", pero no fue el caso. El concierto fue corto (apenas una hora), pero intenso. La banda demostró estar muy a la altura de Tiersen, que tan pronto le daba al piano como a la guitarra, o se ponía a cantar (todo muy bien por cierto). Me llamó la atención la diversidad de la banda, que como Tiersen, cambiaban a menudo de instrumento.

En resumen, genial concierto, emotivo y espectacular, pero muy corto (por lo menos para mí), y un poco decepción por no escuchar ningún tema de sus bandas sonoras conocidas. Creo que más de uno se sintió, cuanto menos dolido, por no oír semejantes himnos. Otra vez será, pese a estos detalles, conciertazo!!!

No hay comentarios: