miércoles, 8 de abril de 2015

PURA ADRENALINA!!



El Jueves pasado, 2 de Abril, después de la locura que supuso el festival de Gazteszena; nos dirigimos a Dabadaba (Donosti). Un grupo mítico, Raised Fist, visitaban Donosti por primera vez en su vida. Algo extraño, viendo su larga trayectoria como banda. Sin ser un estudioso de su música, decidimos ir, tratándose de un clásico. Y la verdad, que nos arrepentimos!!

Con un Dabadaba hasta los topes, el grupo telonero desgranó todo su arsenal. Lionhead aprovecharon la oportunidad, para presentar su opera prima (The tortoise & the hare) y de paso, ganar más adeptos a su causa. Con miembros de bandas como Devious, la joven formación contó con el gran Alvaro Remacha a la guitarra. Buena colección de latigazos en forma de metalcore, hardcore,....donde los gritos y guitarrazos pusieron a prueba los cimientos de la sala. Lionhead salieron ovacionados, ante una multitud con ganas de caña. 


¡Y vaya si la tuvimos!!! El quinteto sueco salió en tromba a por todas. Motivados, con ganas de derribar muros, contagiaron al público su entrega desde la primera nota. Con un frontman fuera de lo común (no paraba quieto, incluso no paró de hacer patadas voladoras), sus gritos inundaron Dabadaba, se ganaron al público con su entusiasmo. Presentaban disco, y como no, se tocaron muchos temas, aunque escuché algún que otro clásico (por ejemplo: Perfectly broken). La única pega, y según como se mire bastante grande, fue la duración del concierto. No llegó a una hora. Sí, tocaron a  toda hostia, no pararon en ningún momento, lo dieron todo,...pero le faltaron unos 20 minutos más de jolgorio para catalogarlo de histórico. Una pena, aunque las sensaciones que me causó la banda fueron sensacionales. La cara de alegría del personal al finalizar el concierto lo dijo todo. Raised Fist pasaron como un huracán!!

No hay comentarios: