miércoles, 22 de abril de 2015

WOMBAT FEST 2015: TODO UN ESPECTACULO



El fin de semana pasado se celebró el Wombat Fest. Plateruena (Durango) se vistió de gala durante dos días, y dispuso de lo más granado en el universo alternativo para goce de los espectadores. Pocos festivales se antojan tan interesantes. El resultado? Un cumulo de disfrute y una nueva demostración de que la buena música sigue viva, gracias al inmenso trabajo de gente que ama la música por encima de modas y etiquetas. El festival fue un EXITAZO!!

El Viernes, 17, nos dirigimos a Durango, y ya se vislumbraba muy buen ambiente. Cuando entramos al recinto, Moby Dick había terminado. Una pena, puesto que quería ver de nuevo a este brillante cantautor. Cohen fueron los siguientes, y aprovecharon la oportunidad a la perfección. Presentaron "Rooms", un trabajo que es el resultado de una madurez lograda gracias a un trabajo incansable (conciertos, ensayo,..). No tocaron mucho tiempo, puesto que había muchos grupos, pero quedo claro que el trío de Urnieta sigue manteniendo la pegada, conbinada con unas melodías que se te incrustan en el cráneo para nunca abandonarte. Temas como "Skywalker" son una prueba palpable de ello.


Lo de Viva Belgrado es de traca. El grupo Cordobés sigue captando adeptos haya donde toca. Y no es para menos, su mezcla de screamo, postrock y spoken word te hipnotiza desde el primer guitarrazo o susurro de su cantante, Candido. Presentaban su último trabajo (Flores, Carne), el cual puso a todo el mundo a menear el cuello. Intensos, soberbios, ...su entrega te contagia, gracias a esos berridos, conbinados con unos pasajes instrumentales brillantes. El público se volvió loco con temas más clásicos como "Reykjavik", "El gran danés",... y como traca final una versión que casi revienta Plateruena. La versión de At The Drive-in, "Arcarsenal". Se hizo corto, pero fue eléctrico, bestial. 

Los siguientes tampoco se quedaron cortos. Adrift encandilaron a todos (sobretodo los más metaleros). Sludge, post-metal,....lodo, ritmos pesados y contundentes, donde tu mente viaja a través de los potentes hachazos guitarreros. El cuarteto madrileño, demostró su contundencia, carisma y calidad. Sorprende que no sean más conocidos, que sus discos no hayan tenido la repercusión que merecen. Pero ellos siguen a lo suyo, ofreciendo temas que te aplastan como un mazo, y te mantienen en un completo estado de hipnosis. Grandes.

Minor Empires quizá se vieron en desventaja después de los dos aluviones anteriores. Las duras descargas fueron demasiado para muchos, que ya se preparaban para el último grupo. Con un rock más melódico, recordándonos por momentos a A perfect Circle, el grupo madrileño completo un buen concierto. Presentaron su disco (Minor Empires), y pese a estar la huella de Nothink en el ambiente, la banda de Juan Blas demostró que las canciones funcionan en directo. "The story of Timothy Treadwell", "Linsey", "Drones",.....hicieron disfrutar al respetable. Terminaron el concierto, que se hizo muy corto, con la balada "The Season". 


Como traca final, los madrileños Toundra. Banda que cada vez tiene más seguidores. Y es como para reseñarlo, teniendo en cuenta que hacen música instrumental. A los geniales discos, se le une un directo magistral, mágico. Los 4 músicos (Alex, Esteban, Alberto y Macon), demostraron su pericia a los instrumentos; y su música y carisma hicieron el resto. Presentaban disco nuevo (IV), del cual tocaron varias canciones: Strelka; Belenos; Kitsune,....Las nuevas canciones funcionan en vivo, pero cuando suenan clásicos como "Magreb", "Zanzibar" o "Bizancio", el publico se volvió loco. Tema a tema los seguidores se dejaban la piel ante tan prodigiosas composiciones. Al ser los últimos, tocaron hora y media, con una intensidad sobrehumana (se notaba que estaban disfrutando). Como colofón, después de una ovación de órdago, terminaron con "Medusa", y demostraron que son una gran banda, que puede servir de trampolín a otros grupos instrumentales. Con este espectacular concierto se acabó el primer día de Wombat. Pese a todo, habría djs que amenizaron a los que todavía querían marcha.


El Sábado, 18, Plateruena estaba más vacío. Incomprensible, teniendo en cuenta que el cartel era tan bueno como el del Viernes. Cuando llegamos JaunDone sonaban potentes, la gente lo estaba disfrutando. Pero desgraciadamente fue el último tema. Habíamos llegado muy tarde. Putada, puesto que tenía ganas de verlos. Prometen y mucho.

Sin tiempo para valorar nada, los siguientes entraron en escena, y vaya conciertazo!! El cuarteto madrileño Jardín de la Croix lo volvieron a hacer. Con nuevo bajista (que demostró de sobra su valía), la banda realizo una autentica exhibición sonora. Su post rock, progresivo,....caló muy hondo. Sus inmensos guitarrazos (tapping), donde los dos guitarristas se repartían el protagonismo, nos motivaron tanto, que no moverse era pecado. Una barbaridad de directo, con un último tema apasionante (los músicos dándolo todo), que hizo que los seguidores cayéramos rendidos a sus pies. la putada que fue un concierto muy corto. Poco más de media hora. 


Los terceros también la liaron parda. Helms Alee, seguramente para muchos, el enigma del festival, yo sabía que sorprenderían. Su sonido macedonia de noise, rock, sludge, post-hardcore logró el beneplacito de la parroquia melómana. Sus tres integrantes cantan en el grupo (los coros son uno de sus puntos fuertes), y las similitudes con grandes como Melvins o Big Business (por citar dos) vinieron a mi mente constantemente. Eso sí, la banda no es ninguna copia, ni mucho menos, su propuesta es demoledora, y su habilidad para transmitir energía muy reseñable (sorprendido sobretodo con la pegada de la batería, vaya maquina!!). Presentaron su último disco "Sleepwalking sailors". Directo brutal que seguramente ganó unos cuantos fans más a su causa. Genios!!


Para terminar, dentro de un halo de misticismo y oscuridad, aparecieron Russian Circles para volarnos la mente. Y vaya si lo hicieron. Desde que esta Brian Cook (These arms are snakes, Botch) en la banda, el grupo, en mi opinión, suena más menos melódico, más ruidoso, por así decirlo. De la labor del bajista, han hecho su sello de identidad, con temas largos, duros y hipnoticos. En un concierto cañero aunque algo corto para mi gusto, la banda de Chicago tocó temazos como "1977", "deficit", "Harper Lewis" o "Youngblood". Sin decir palabra, tapados ante tanto humo y juego de luces, los brillantes músicos de Russian Circles demostraron que no hay reglas ni formulas en la música. Lo suyo es sentimiento, instinto. Su música, pese a ser instrumental, nos habla y nos transmite felicidad. Geniales!!

Resumiendo, un impresionante festival, que esperemos tenga continuidad en años venideros.

No hay comentarios: