jueves, 30 de julio de 2015

JAZZALDI 2015


La semana pasada acudía al Jazzaldi en Donosti. Solo fueron 2 días, y apenas ví a tres bandas, pero vaya bandas!! Para empezar fuimos al Kursaal el Sábado y disfrutamos de lo lindo con The Bad Plus y Joshua Redman. Ambos se han juntado para esta gira después de sacar un disco. The Bad Plus (Ethan Iverson al piano; David King a la batería y Reid Anderson al contrabajo) son una de las bandas más grandes (con permiso de Medeski, Martin and Wood) del momento. Sus discos son una delicia, y en vivo, como pudimos comprobar son de otra galaxia. Cada músico va a su bola y las 3 piezas encajan a la perfección. Sorprendidos estamos todavía de la pegada de David, todo un animal a las baquetas. Pues bien, la banda se confirmó en Donosti (seguro que muchos ni los conocían) y para colmo tuvieron la ayuda de uno de los mejores saxofonistas del mundo. Joshua Redman demostró que es un genio, y s colaboración le dio al conjunto la guinda perfecta. Una burrada de concierto, de lo mejor que he visto en mi vida. Pena que se hiciera tan corto. Como anécdota, el momento en que Reid (que hizo de maestro de ceremonias, en castellano), se puso a cantar a capela cuando Redman tocaba mientras el hablaba. Momentos de humor para un concierto que acabó con la audiencia rendida.

Después de semejante exhibición parecía que nada estaría a la altura, pero a las 23:00 vimos un concierto que estuvo la mar de bien. Elkano Browning Cream, del gran Mikel Azpiroz, fue una delicia de "Show". Maestría, calidad,....un hammond que volaba mientras la guitarra y batería le seguían la pista. Muy buenos!!



Y por si fuera poco el Domingo otra sesión. En este caso del genio alocado John Zorn (que ya nos visitó hace dos años en un maratón que fue increíble). En este caso venían como Bladerunner Trio, y contaba ni mas ni menos que con Bill Laswell al bajo y Dave Lombardo (Slayer, Fantomas) a la batería. Estaba en cuarta fila y la goce de lo lindo viendo a estos tres genios tocar sus instrumentos. Zorn que pasa de la tranquilidad a la locura en segundos, nos hace viajar como en una montaña rusa, donde las partes alocadas tienen mucho de free-jazz, y donde lombardo se explayó a gusto con su batería (vaya animal). Estaba siendo algo impresionante hasta que decidieron no tocar más de uan hora. Muy corto un evento de tal calibre!! Con media hora más se hubiera caído el Kursaal, pero Zorn y compañía (pese a que volvieron 2 veces), no se estiraron mucho en los temas; eso sí, lo visto y vivido una autentica locura.

3 conciertos, pero muy buen sabor de boca, el siguiente año más!!

No hay comentarios: