viernes, 11 de septiembre de 2015

KUTXA KULTUR 2015



La semana pasada tuvo lugar el festival Kutxa Kultur en Igeldo. Acudimos el Sábado y pudimos presenciar conciertos más que interesantes. Bastante gente (aunque me dio la impresión que en años anteriores había más) y diversas propuestas para gusto de todos. Ante tantos grupos hay que elegir y esto fue lo que vimos:

Llegamos hacia las 19:00. El primer grupo que degustamos fueron Niña Coyote y Chico Tornado. Este dúo realizó un concierto soberbio (como las tres veces anteriores que los vi). Su stoner-rock no pasó desapercibido. Tienen carisma y garra como para parar un tren. Koldo (guitarra y voz) y Ursula (batería) están provocando mediante temas desgarradores como "Caballo loco", "Txaman", "Little Coyote eta Morning Star",...incluso con una brutal versión de "Foxy Lady" de Jimi Hendrix. Fueron una apisonadora y de lo mejor del día.

John Grvy no nos convenció mucho, pese a que le puso muchas ganas e intentó por todos los medios animar al público, no lograron conectar con la afición que veía su pop-electrónico con poca intensidad. Después de escuchar varios temas nos fuimos al otro escenario donde The Young Wait estaban terminando su sesión. Rock and roll muy bien ejecutado, pero apenas escuchamos 2 temas. Después de cenar volvimos al mismo escenario y disfrutamos de lo lindo con el trío Novedades Carminha. Los gallegos con su punk-rock divertido, mezclado con letras surrealistas y muy graciosas pusieron a la gente a bailar a lo loco. Himnos como "Antigua pero moderna", pusieron Kutxa Kultur patas arriba. Personalidad y energía por un tubo.

Después lo chavales The Strypes, que pese a su juventud ya se comen el mundo a ritmo de rock. El año pasado fueron los teloneros de Arctic Monkeys, si que se notan aires de dicha banda, pero con una mezcla de los primeros Rolling Stones. Es decir, tenemos canciones cañeras pero llenas de clase. El cuarteto se mostró con ganas y realizó un buen espectáculo, si bien es cierto que el "frontman" se mueve poco, le gusta mostrar un rollo misterioso. 

Después del desparpajo de la nueva hornada, nos fuimos al otro escenario y disfrutamos de Arizona Baby. El concierto estaba empezado pero eso no fue impedimento para movernos a sus ritmos durante el poco tiempo que gozamos de su carisma y calidad. Su "frontman" es un grande. Su simpatía hace que se meta al público en el bolsillo; los temazos que tocan hacen el resto. Se fueron ante un público rendido que les ovacionó de lo lindo.


Como colofón, los esperados Yo La Tengo. El trío americano es uno de esos grupos de culto con miles de seguidores. Su rock emotivo con inmensas dosis de distorsión llegaron muy hondo. Si bien el concierto me pareció muy corto, y quizás abusaron de temas, digamos "lentos", el concierto fue impecable. Es una gozada ver a esta banda disfrutando y haciendo disfrutar. Ira Kaplan es un genio, unido a su mujer Georgia Huble a las baquetas y James McNew al bajo, tenemos a una maquina muy bien engrasada. Los mejores momentos son para mí (al igual que con Low), cuando las voces de Ira y Georgia se mezclan, creando un aura difícil de explicar que te pone los pelos de punta. Entre los temas que escuchamos: "You can have it all", "Stockholm syndrome",.....pena que se hiciera tan corto. Un par de temas más hubieran sido la ostia, y un genial colofón a este festival, que una vez más se llenó de "melómanos".

No hay comentarios: