domingo, 24 de abril de 2016

UNA PUTA BARBARIDAD!!


El pasado Martes, 19 de Abril, fuimos testigos de un espectáculo mayúsculo. El concierto salió de la nada. Los norteamericanos Meatbodies tenían que tocar en Bilbo, pero cosas de la vida, el evento se trasladó a Dabadaba (Donosti). Inmensa noticia, tratándose Meatbodies, de uno de los grupos más frescos e innovadores del nuevo panorama musical. No hubo llenazo, ni mucho menos, pero al final se juntaron una buena sesión de melómanos.

Como teloneros actuaron Titanic, trío francés, desconocido para la inmensa mayoría. Fueron una agradable sorpresa. Una banda que no desentonaría en un bolo con The Lookers. Ambas bandas tocan garage, rock, punk....quizás Titanic con un elemento mucho más psicodélico. Además de los temazos, habría que destacar su comportamiento en el escenario. 3 bestias pardas que no dejaban de moverse, y pusieron a los en ese momento pocos asistentes, a mover el esqueleto. Muy buenos, habrá que seguirles la pista!!


Si bien estábamos en una nube después de la actuación de Titanic, lo que vimos a continuación fue de otra galaxia. El cuarteto americano (Meatbodies) apareció en escena. Tienen pinta de "freaks", de tipos entrañables. La banda de Kevin Boog (bajo), Chad Ubovich (voz, guitarra), Patrick Nolan (voz, guitarra), acompañados por un batería atronador, se ganó al público desde la primera nota. Vaya energía, vaya directo!! En su inmensa coctelera se pueden percibir garage, punk, rock, psicodelia, y unas voces angelicales que a veces recuerdan a The Beach Boys o Pink Floyd. Si bien los podríamos meter en un saco junto a bandas como Ty Segall (casualmente toca con Chad en Fuzz) o Naomi Punk; Meatbodies quizás destaquen por su pericia para combinar tantas influencias y llevarlas a buen puerto. Guitarrazos puro "Black Sabbath", garage corrosivo, los dos guitarristas dejándose la vida en el mástil, esa mezcla de voces punk o pop pegadizas, una base rítmica cañerísima,....se me acaban los adjetivos. Pues bien, todo esto en vivo cobra otra dimensión. Te hipnotizan a la primera de cambio, encima su simpatía en directo, muy lejana a la apariencia de "rock-stars" hace que caigas en sus redes. Y claro, con himnos tan pegadizos y bailables como "Disorder", "Mountain", "him", "Tremmors",....los mejor es dejarse llevar ante tanta maravilla. Porque sí, a veces la vida es maravillosa!!

Uno de los conciertos del año, y la sensación de que está banda (aún estando infravalorada), nos dará muchas alegrías!! Volver pronto!!

No hay comentarios: