jueves, 23 de junio de 2016

UN AZKENA PARA RECORDAR!!!




El pasado Sábado estuvimos en el prestigioso festival de Gasteiz. Hablamos del Azkena Rock. Era la tercera vez que asistía (las dos anteriores veces con Queens of The Stone Age como nombre principal). La verdad es que fue una sesión excelente de música, con unos conciertos como para quitar el hipo. Pero vayamos por partes.

Cuando llegamos al recinto, pudimos ver algún tema de Sumisión City Blues, banda que tenía a Joseba Baleztena como guitarrista. Apenas escuchamos un tema (que sonaba muy bien), y nos dirigimos al siguiente escenario, donde nos esperaban ansiosos Cobra. El cuarteto vizcaíno cuajó una gran actuación. Presentaban su nuevo disco (el tercero ya), llamado "Riffyard". Temas al más puro estilo "Down", con sus homenajes cinéfilos por medio, y un directo a prueba de bombas que les desmarcan de muchas bandas. Lo suyo es actitud y rock-stoner en estado puro. No hace falta más que ver la respuesta del público a su himno "Miyagi". Lete demostró que es un autentico "frontman", moviéndose como un poseso, mientras incitaba al público y nos deslumbraba con su vozarrón. La banda no fue menos, y juntos crean una maquina sonora difícil de parar. Muy buen inicio de festival.

Vimos un poco a Raveneye, y si bien cumplieron con creces, tampoco me mataron. Rock and roll, con una voz un poco chillona para mi gusto. Eso sí, pusieron el Azkena en trance, sobretodo cuando el guitarrista se subió encima del bajista (un claro guiño a ACDC), y estuvieron un rato tocando de esa guisa. En mitad del concierto nos cambiamos de escenario (había 3), y fuimos a ver a una joven banda muy interesante. Tienen un gran porvenir, y visto su directo, me sorprendieron gratamente. Hablo de The Vintage Caravan, 3 jovenzuelos que no se achicaron y ofrecieron un concierto mayúsculo. Rock setentero, lleno de temazos, donde demostraron su pericia a los instrumentos. Cuando terminó el conciertazo, nos cambiamos de escenario, donde estaban tocando unos dinosaurios,.......



 Lo de Radio Birdman fue como para quitarse el sombrero. Vaya bolazo que se cascaron los abuelos!! Gente veterana con el culo pelado a tocar, y vaya himnos. Era una de esas bandas que si bien los conoces, no has concretado en su discografía. Gran error!! Radio Birdman ofrecieron uno de los mejores conciertos del día, con un "frontman" muy animado que nos entretenía con sus movimientos. Punk, rock,...música de calidad. Salimos muy satisfechos de su propuesta. Después, en el otro escenario vimos a Imelda May y su banda. Un concierto con menos marcha que el anterior, pero de esos que se degustan pausadamente. La voz de Imelda es una maravilla, y su banda no le va a la zaga. Rockabilly, baladas, soul,....un concierto épico igualmente, y con una riqueza que es difícil describir. Después de este concierto aprovechamos para cenar (mientras, de fondo, escuchábamos al grupo Fields of Nephilim, que sonaron muy bien).




Había que hacer sitio para el concierto de The Who, una de esas bandas legendarias que se supone que nunca vería en directo, y mira por donde, no sólo verlo, sino disfrutar de un directo apoteósico. Tenía mis dudas, sobretodo por su edad y eso, pero vaya tela. Empezaron 5 minutos antes de lo previsto (que ya dice mucho). Además empezaron a lo bestia, con una sucesión de clásicos, como para parar un tren. Roger Daltrey y Pete Townshend como supervivientes. Y el hijo de Ringo Star a las baquetas (y vaya bestia parda, de lo mejor de la noche). Los demás integrantes, muy buenos pero no los enfocaron hasta el final. Además de los protagonistas, pudimos ver unos murales preciosos, donde se veían a los integrantes de la banda (los 4 originales), cuando eran jóvenes. Eso, unido a su música, fue todo una orgía visual. Un concierto que contaremos a nuestros nietos (si los tenemos, claro). Pues bien, empezaron matando: Can´t Explain, Substitute, The kids are all right, My generation (pedazo temón, y todo Azkena rendido a sus pies), Behind Blue Eyes,....para ese momento había sacado miles de fotos, todo muy emotivo....Luego, hacia la mitad, tocan temas del Quadrophenia y Tommy, dos discos que no conozco mucho. El grupo, muy cordial todo el tiempo, se mantuvo en forma, y puso a todo el Azkena a bailar a su ritmo. La traca final fue de órdago, "Baba O'Riley" y "Wont get fooled again", sos himnos increíbles, que dieron el punto final a un concierto que se convierte en un clásico para nosotros. Gracias The Who, por morir con las botas puestas!!



Y para terminar (por lo menos para nosotros, puesto que luego nos fuimos), Refused, una apisonadora que barrió todo lo anterior. Sí, como lo oís. Hasta entonces todo fue una maravilla, pero Refused entró de miedo. Que energía! Que fuerza escénica!! Que prodigio de sonido y actitud!! Que frontman!! Dennis Lyxzen es uno de los mejores cantantes que hay, y encima en directo es un espectáculo; pocos le hacen sombra. A su carisma y entrega, hay que añadirle sus movimientos locos (que incitan al espectador a moverse), y sus bailes surrealistas. Eso, y los saltos y piruetas que demuestran su buena forma. Claro, a ello hay que añadir su arsenal sonoro, puesto que Refused tiene temazos por doquier. Recordar que Refused lo dejaron en el año 1999, y se convirtió en un grupo de culto hasta que volvieron hace unos años (precisamente el año pasado sacaron disco nuevo). Pues bien, otra vez más demostraron que están a tope y en directo son un valor seguro. No solo Dennis, sino su temible escuadra (mención especial al batería, vaya máquina). Pues eso, una gozada de experiencia. "New Noise", "Summerholidays vs punkroutine",......un final de Azkena inmejorable. Que buen cuerpo se nos quedó al finalizar el combate. Sangre, sudor, e himnos los que nos ofrecieron estos locos suecos. Una gran final, para un Azkena único.

Hasta otra conexión melómana!!