martes, 30 de agosto de 2016

MENUDA ZURRA EN EL DABADABA!!


 El 13 de Agosto (Sí, ya se que fue hace un tiempo, pero las vacaciones me han impedido comentarlo antes) tuvo lugar un concierto épico, de los que hacen afición. 3 bandas jóvenes dándolo todo ante una rendida parroquia metalera. Además, los conciertos eran gratuitos, de agradecer en los tiempos que corren. Descubriendo a Mr. Mine, Boneflower y Lionhead fueron los protagonistas. 

Empezaron Descubriendo a Mr. Mine. El joven quinteto madrileño (Blito y Guille guitarras, Miguel bajo, Dani batería y Rodrigo voz) realizó una demostración de fuerza y actitud. Comandados por un Rodrigo frenético e hiperactivo, la banda cuajó con destreza ante la atónita mirada del personal. Screamo del bueno. Temas con nervio, con gancho, de los que te noquean y te dejan sin aliento. Presentaban nuevo trabajo (split con Hurricade), y dejaron patente su propuesta a modo de temazos. Lastima que se nos hiciera tan corto.



Los segundos en escena fueron Boneflower, trío madrileño que puso Dabadaba patas arriba. Nos colocamos en primera fila, y lo visto y vivido fue de otro mundo, Boneflower lo integran Eric, Desan y Jaime, y a su propuesta tira tanto al screamo como al post rock, es decir los gritos ensordecedores se fusionan a la perfección con pasajes melódicos y tranquilos (en algunos momentos me recordaron a Viva Belgrado, pero en versión más acelerada). Apoteósicos, hipnóticos, con un ritmo imparable, y sorprendidos por la avalancha que nos venía encima. Ante los gritos de un hiperactivo Eric (voz, guitarra), la banda cuajó una gran actuación y de paso presento su pelotazo en forma de E-P (I´ll be the bones, you´ll be the soul). Himnos como "Unfading" o "Neverending" nos cortaron en rodajas. Prometen muchos tardes de alegría en forma de conciertos rompedores.


Y como colofón los locales LionHead. El quinteto lo integran: Manza (voz), Alvaro (guitarra), Ubi (guitarra), Julen (bajo) y Eneko (bateria). La banda, que pese a su juventud ya lleva desde 2011 reventando tímpanos, realizó un muy buen concierto. Metalcore tocado con gusto, con retazos de Architects o Norma Jean (por citar a dos), y con un frontman que hizo de maestro de ceremonias ganándose al público desde el primer chascarrillo. Ademas de temas de su disco "The tortoise and the hare", pudimos escuchar entre otros, una versión de Materia (con dedicatoria exclusiva). El directo de LionHead fue un genial colofón a unos conciertos cañeros y emotivos. 

Hasta la siguiente conexión melómana!!