jueves, 4 de mayo de 2017

CAVIAR EN DABADABA!!


24 de Abril. Dabadaba es una fiesta de noise y derivados. Dos bandas de culto dejaron su sello, y de paso el listón muy alto, con unas exhibiciones, por ahora, lo mejor del año. Whores y Big Business pusieron patas arriba el recinto, que si bien no estaba muy lleno, se notaba la gran expectación entre los melómanos más consagrados. Como anécdota, ambas bandas vinieron acompañadas por Dave Curran, bajista de los grandes Unsane, que hizo de técnico de sonido. Y que sonido!! Parecía que estábamos masticando brea todo el rato. Crudeza y distorsión como para parar un tren.

Los primeros acordes de Whores ya presagiaban que los tapones que me puso no estaban de sobra. Demoledores en sonido, compactos como pocos y con una garra en directo que te hacía moverte ante tal descarga de decibelios. Sonaron temas de sus dos discos (Clean y Ruiner), y demostraron que son unos animales de escena. Su actitud y la facilidad de transmitir rabia y energía se hizo patente en cada tema. Menuda burbuja de mala leche y caña. Unsane pueden estar tranquilos, dejaran su sonido en buenas manos!!!


Si lo de Whores fue una animalada, Big Business resultó una urgía eléctrica, diferentes a sus colegas, pero igual de hipnótica. El dúo de Los Angeles te ganan desde la primera nota. Su surrealismo, simpatía y originalidad casan perfectamente con la pericia de ambos músicos. Jared Warren (voz, bajo) y Coady Willis no son de este planeta. Vienen de otro sitio para mandarnos su mensaje, en forma de música. Pese a llevar bastante años tocando (se hicieron conocidos teloneando a Melvins, y tocando durante años en su banda) sigue siendo una banda de minorías. Su rock-noise-sludge está más cerca de sus adorados Melvins (cogerán su testigo) que de bandas como Unsane, Neurosis,.....Uno de los puntos fuertes (además de la barbaridad que tocan), es la mezcla de caña y las voces melódicas (muy bien en vivo), donde Jared lleva el peso, pero el bestia de Coady (parecía que tenía 6 brazos) también le ayudaba en los coros). Presentaron su últimos disco (Command your weather) y escuchamos trallazos soberbios que nos pusieron en trance, incluso medios tiempos tan maravillosos como "Send Help", que me pusieron los pelos de punta, todo ellos con su surrealismo marca de la casa. Magníficos, grandiosos, una pedazo de exhibición!!

Resumiendo, dos obras de arte en una sala que cada vez programa cosas más interesantes (y variadas).

No hay comentarios: