viernes, 12 de mayo de 2017

POST ROCK DE QUILATES EN LA CRIPTA



5 de Mayo. Donosti se viste de post rock, música de quilates!! Convent Garden o La Cripta se antoja como un sitio único, una especie de santuario que nos dejó perplejos. Sitio con encanto, y un sonido a prueba de bombas. En resumen, un sitio inmejorable, para un evento de tanta calidad.

No nos congregamos mucha gente, pero los melómanos que no faltamos a la cita alucinamos con los dos espectaculos que presenciamos. Nuestros amigos de Gure Bazterrak se encargaron de organizar los conciertos (como no, evento que montan calidad asegurada), donde pudimos disfrutar de lo lindo del mejor "underground".





Astralia, pese a su juventud, ya han pasado varias veces por el norte (los hemos visto en Donosti junto a Sofa, y en Tolosa junto a Madeleine) y son unos viejos conocidos. La primera vez que los vimos nos volaron la cabeza, por lo tanto, íbamos sobre seguro que nos iban a encantar. En este caso presentaban su tercer disco (Solstice), y el directo fue una barbaridad. Su misticismo unido a lo mágico del recinto, le dio un añadido más a su propuesta. Post rock instrumental, con unos pasajes marca de la casa que te mantienen en trance, donde lo ambiental te traspasa a otro mundo. Con su nuevo disco han dado un paso más en su música. Además la experiencia que les ha dado tocar en vivo, los muestra más seguros y compactos, donde todo suena perfecto. Astralia: Jordi (batería), Albert (bajo) y Roger (guitarra) son una máquina muy bien engrasada, que nos hizo vibrar hasta que terminó de sonar la última nota. Grandes!!




Si Astralia se mueven (en mayor medida) en territorios pausados y tranquilos, Böira se mostraron en el otro extremo. Hiperactivos, con pegada, cambios de ritmo,.....No los conocía y me llevé una grata sorpresa. Post-rock instrumental, ambient,...el quinteto se mostró enérgico y dejó perplejo al personal. Desde el primer tema se le vio con ganas de demostrar su valía, y vaya si lo hicieron!! Presentaban su trabajo "Si de la runa naixés", el cual está lleno de himnos. Böira: Aleix (guitarra), Guillem (guitarra), Clara (teclado), Marc (bajo) y Llobet (batería) demostraron mucha pericia a los instrumentos, y un directo que rozó la perfección. La gente movía el cuello ante tal barbaridad de temas, con sus cambios de ritmo correspondientes. Una pena que terminara tan pronto, o mejor dicho, que se nos hiciera tan corto.

Después de las dos exhibiciones, un poco de " merchandising", donde dimos buena cuenta de los discos de nuestros protagonistas, incluso unas charlas amistosas. Gran evento, donde las dos bandas dejaron el pabellón muy alto, en un Convent Garden mágico, rompedor. Volveremos al recinto, eso seguro!!



No hay comentarios: