sábado, 10 de agosto de 2019

MEJOR IMPOSIBLE!


Ha pasado casi un mes de este concierto. Todavía no he asimilado la grandeza de los dos conciertos que tuvimos la suerte de presenciar. 12 de Julio, Bonberenea (Tolosa) se vestía de gala. En la sala grande, con una muy buena entrada (sin haber llenazo, se palpaba mucha expectación), asistimos a dos clases magistrales de como ejecutar un directo.

Abrieron la veda DobleCapa, dúo madrileño (la anterior vez que los vi ya comenté lo increíble que fue su "show"), que lo componen Arianne (batería) y Mario (guitarra cigar box). Salieron ultra motivados. Para empezar, presentaban disco nuevo (La Felpa), y segundo, eran los teloneros de una de sus bandas fetiche, y además en una sala con historia donde las anteriores veces les trataron como merecen. Fue una sesión intensa, con fuerza y determinación machacaron al respetable a base de calidad y con una garra fuera de lo común. Temas instrumentales, donde post rock, blues,....se fusionan y con ese aire cien por cien western, nos envuelven en un mundo mucho más agradable. Sus temas, que tanto enganchan y logran transmitirnos un buen rollo y una sonrisa que duró todo el concierto, nos obligo a mover el esqueleto, mientras los dos músicos sudaban la gota gorda. La sesión se hizo corta, señal del disfrute y la panzada de buena música que tuvimos. Muy grandes!!


Como describir a una de las bandas más grandes (Lisabö) de Euskadi..y del mundo!! La noticia el invierno pasado de que volvían y con nuevo disco, fue el acontecimiento del año. Todos los fanáticos a su música sabemos de su buen hacer en vivo, donde su música cobra otra dimensión. Pues bien, a eso había que añadir que tocaban en uno de sus sitios especiales, Bonberenea. Con cambios en la formación (Sergio en la batería (Izaera, Sorkun) y Borja (Sacco) en el bajo), junto a los 4 titanes Txap, Javi, Eneko y Xabi, tenemos una armada invencible. Concierto épico, arrollador, frenético,...se me acaban los adjetivos. Sus peripecias en vivo son harina de otro costal, hay que vivirlo. Hay un antes y un después. Post-hardcore, rock, noise,...y la mezcla ensordecedora de 6 instrumentos (2 guitarras, 2 bajos y 2 baterías), con unos temas, donde las letras de Mrtxel Mariskal son otro de los puntos fuertes de la banda. Con el público ganado desde el primer tema, se dedicaron a ser ellos mismos y ofrecer una barbaridad sonora que puso a todo el mundo en trance. "Oroimenik gabeko filma", "Oinazearen intimitatea", "Bi minutu", "Alderantzizko magia",...toda una sucesión de himnos.

Al acabar el concierto, fuimos a rezar y a dar gracias por existir semejantes bandas. Equipazo!!

No hay comentarios: